07.03.2019
Housell
¿Te has preguntado alguna vez cómo prepararte para poner un piso a la venta? En este artículo te contamos 10 sencillos pasos que debes seguir para lograrlo.

El proceso de venta consta de tres fases: preparación, venta y firma. En este artículo nos centramos en el primero de ellos, la preparación. A través de 10 sencillos pasos te contamos cómo poner un piso a la venta y todo lo que debes tener en cuenta antes de empezar con las siguientes fases:

  1. Investiga la situación del mercado.
  2. Prepara la casa.
  3. Valora el precio de la vivienda.
  4. Calcula los gastos de vender la casa.
  5. Haz fotografías e incluye un plano profesional.
  6. Redacta un buen anuncio.
  7. Publica y promociona el anuncio.
  8. Ten todos los documentos legales a mano.
  9. Cancela la hipoteca.
  10. Asesórate a través de un profesional.

Paso 1: investiga la situación del mercado

El primer paso para poner una casa a la venta consiste en informarse sobre la situación actual del mercado inmobiliario. En este sentido, debes recabar todos los datos posibles sobre:

  • Precio por m² de la zona en la que vendes el piso.
  • Estado de la mayoría de viviendas a la venta en esa zona (a reformar, obra nueva, segunda mano, etc.)
  • Características de la mayoría de pisos a la venta (número de habitaciones, altura, extras, etc.)
  • Media del tiempo que se tarda en vender una casa en tu área.
  • Perfil de los compradores más habituales de la zona (parejas, familias numerosas, trabajadores, etc.)

Esta información te será muy útil para el resto de pasos, pues te ayudará a saber mejor qué hacer en cada uno de ellos. Además, con un poco de tiempo y paciencia es posible conseguirla buscando en Internet. Por ejemplo, puedes utilizar la herramienta de Housell para conocer el valor de una casa. Es totalmente gratuita y, además de darte una estimación de lo que vale tu casa, te aporta información relevante sobre las viviendas de la zona y del mercado.

Paso 2: prepara tu casa para ponerla a la venta

Gracias al paso anterior sabrás cómo es tu competencia y qué compradores hay en la zona. Esta información te permitirá mejorar la casa antes de ponerla a la venta.

Debes sopesar cuánto dinero quieres invertir en preparar la casa y valorar la repercusión que tendrán los cambios que hagas en el precio final. Por ejemplo, es posible revalorizar una casa hasta un 20% haciendo una reforma sencilla.

Si prefieres invertir lo justo en arreglar la casa, es recomendable que se presente de forma bonita. Para ello puedes:

  • Hacer una limpieza exhaustiva de la casa, hasta el último de los rincones, para que esté presentable.
  • Despersonalizar la casa todo lo posible si no sabes a qué público venderla. Así, quien esté interesado podrá imaginarse viviendo en ella.
  • Si el piso que vendes ya es bonito estéticamente, nunca está de más investigar en blogs de decoración para aplicar las últimas tendencias. Este paso es muy útil si sabes a qué tipo de comprador te diriges. Por ejemplo, puedes optimizar la casa para venderla al público millenial.

El factor subjetivo es muy importante a la hora de comprar una casa. Recuerda que el comprador tarda menos de 1 minuto en decidir si la casa le gusta o no. Ordena, limpia, arregla, deshazte de los elementos muy personales, etc.

Paso 3: valora el precio de la vivienda

Ahora que ya conoces el precio de las viviendas similares a la tuya y has aplicado las mejoras en tu piso, debes hacer una valoración y ponerle un precio de venta a tu casa.

Puedes utilizar la herramienta de Housell para solicitar una valoración de inmueble. En cuestión de segundos tendrás toda la información que necesitas: precio mínimo y máximo de venta, precio de alquiler, etc.

Recuerda que, para poner una casa a la venta y atraer compradores, el precio debe ser realista.

Paso 4: calcula los gastos de vender una casa

Tras conocer el precio de venta de tu casa, podrás hacer una estimación de los costes que implican vender una casa. Este paso es fundamental, ya que debes tenerlos en cuenta para poder afrontarlos sin problemas.

Si no estás familiarizado con estos gastos puede que te sorprendan, pero entre notario, registro, cancelación de hipoteca, impuesto de plusvalía, etc. puede llegar a costarte más de 15.000€ para una casa valorada en 160.000€.

Puede que sea el paso más aburrido de todos, pero es uno de los más importantes para poner una casa a la venta.

Paso 5: haz fotografías y un plano profesional

Para llamar la atención de los compradores necesitarás hacer buenas fotografías de la casa. Puede parecer una tontería, pero es algo esencial. Al buscar una casa, la primera barrera la forman las imágenes del anuncio. Si estas no son atractivas resultará difícil captar personas interesadas en la compra.

Una de las ventajas de contratar el servicio de Housell para vender tu casa es que nos encargamos de hacer las fotografías de la vivienda. Además, también hacemos un plano profesional del inmueble para que puedas incluirlo en el anuncio.

Paso 6: redacta un buen anuncio

Una vez hayas captado la atención de los compradores con las imágenes, tendrás que convencerlos con hechos y ventajas. Es aquí donde cobra protagonismo la descripción del anuncio. Puedes seguir estos consejos para saber cómo redactar un buen anuncio para vender una casa. No olvides que la honestidad es una condición imprescindible.

Paso 7: publica y promociona el anuncio

Para poner tu casa a la venta tendrás que publicar tu anuncio en los mejores portales inmobiliarios online. Desde la plataforma de Housell podrás publicar tu anuncio en los portales más visitados por los compradores, tanto nacionales como internacionales, con un solo clic. También puedes modificar tu anuncio, subir nuevas fotografías, añadir el plano... desde un sólo lugar, actualizándose en todos los portales a la vez.

Paso 8: reúne todos los documentos legales de la vivienda

Al poner una casa a la venta, no olvides tener a mano todos los documentos necesarios:

Además, en algunas comunidades autónomas también se solicitan:

Si necesitas ayuda para conseguir todos estos documentos, en Housell podemos encargarnos de tramitarlos todos por ti.

Además, otros documentos no obligatorios, pero bastante útiles, que te ayudarán durante la venta de la casa son:

  • El último informe de la ITE (Inspección Técnica de Edificios).
  • Las normas de la comunidad.
  • Los planos de la vivienda.
  • Las actas comunitarias e información sobre las derramas de interés.
  • Información sobre las instalaciones de la urbanización y alrededores.
  • Teléfono de contacto con el presidente de la comunidad de vecinos, portero, etc.

Paso 9: cancela la hipoteca

En el momento en el que te planteas poner a la venta una casa hipotecada, debes acudir al banco para barajar tus opciones:

  • Si el precio de venta es mayor a la deuda pendiente, en general no habrá problemas. Tras la venta de la casa podrás liquidar la hipoteca sin problemas.
  • Otra opción es subrogar la hipoteca. Es decir, cambiar el nombre del titular de la deuda, que pasaría a ser el comprador del piso. Gracias a esta posibilidad, el comprador se ahorraría los gastos de contratación de hipoteca y el IAJD. Sin embargo, el banco se reserva el derecho a aceptar, o no, el cambio de titular.
  • En caso de que el precio del piso sea menor a la hipoteca pendiente, deberás asumir una deuda no hipotecaria tras la venta. Por ejemplo, si te quedan por pagar 100.000€ de hipoteca y vendes tu casa por 90.000€, tendrás que afrontar una nueva deuda de 10.000€, con sus propias condiciones.

Ahora bien, solo debes cancelar la hipoteca cuando tengas la seguridad de que vas a completar la venta. Hacerlo antes puede generarte muchos problemas si la venta no se lleva a cabo.

Paso 10: asesórate a través de un profesional

Poner una casa a la venta no es tarea fácil, por eso es recomendable asesorarse a través de un profesional del sector inmobiliario. Sin embargo, puede que este paso te eche para atrás si no quieres pagar miles de euros a una agencia inmobiliaria. Existen opciones que te permiten ahorrarte las comisiones de agencia inmobiliaria y, aún así, obtener los mejores servicios para vender una casa.

Es el caso de las Proptechs, empresas que unen lo mejor de las inmobiliarias tradicionales con lo mejor del mundo tecnológico. Gracias a ello se ahorra mucho en recursos, por lo que solo tendrás que pagar una cuota para vender tu casa.

Por ejemplo, en Housell te ayudamos a vender tu casa, te ofrecemos todo el asesoramiento que necesitas y obtienes acceso a una plataforma tecnológica dónde podrás hacer todo el seguimiento de la venta en tiempo real. Puedes disfrutar de este servicio por un precio fijo de 945€ por 6 meses de servicio. En comparación con una agencia inmobiliaria que cobra, por ejemplo, una comisión del 5%, si vendes una casa por 200.000€, te ahorrarás 9.055€. Llámanos al 900 622 160 y resolveremos todas tus dudas.

Artículos relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más informaciónpulsando aquí