24.04.2019
Housell
¿Vas a vender tu casa y estás recopilando toda la documentación necesaria? No te preocupes, te contamos todo sobre uno de los papeles más importantes, la nota simple registral.

Vender una casa supone recopilar un sinfín de documentos y papeles importantes para la firma del contrato. Ahora bien, algunos documentos son más relevantes que otros. Es el caso de la nota simple registral. Te contamos todo lo que necesitas saber sobre ella y porqué es imprescindible para una venta.

¿Qué es una nota simple registral?

La nota simple registral es un documento expedido por el Registro de la Propiedad. Su finalidad es informar sobre la realidad a efectos jurídicos de una finca inmobiliaria. Por ejemplo, detalla la ubicación, quién es el propietario, qué cargas pesan sobre la vivienda, si avisos del banco o de otra entidad. Más formalmente, según los Registradores de España:

"La nota simple es un extracto sucinto del contenido de los asientos relativos a la finca, donde conste la identificación de la misma, la identidad del titular o titulares de los derechos inscritos sobre la misma, y la extensión, naturaleza y limitaciones de éstos. Asimismo, se harán constar las prohibiciones o restricciones que afecten a los titulares o derechos inscritos. El valor de la nota simple es puramente informativo."

¿Qué información contiene la nota simple registral?

La información que incluye una nota simple registral es:

  • El tipo de finca: si se trata de un solar, un prado, una casa, un elemento de una comunidad de propietarios, etc. Este punto es importante para saber qué tipo de tributación tendrá la propiedad y qué usos se le pueden dar.
  • La descripción física: en este apartado se detallan los metros cuadrados y los linderos al norte, sur, este y oeste. Este aspecto es fundamental para valorar el precio de una casa.
  • La dirección y localidad: de nuevo, otro apartado importante para conocer el precio del inmueble. También es importante para el cálculo de impuestos como el IBI.
  • El número de finca.
  • La identificación por el IDUFIR (Identificador Único de Fincas Registrales): es un número exclusivo de dicha finca para todos los Registros.
  • La descripción de posibles usos de la finca: por ejemplo, si se trata de una zona residencial, industrial, etc.
  • La clasificación urbanística: para saber si se trata de un espacio protegido, con relevancia histórica, etc.
  • El coeficiente de participación: si hay comunidades de propietarios.
  • Referencia catastral: se trata del código que le asigna el catastro a una vivienda
  • Titularidad: define quién es el propietario registrado del inmueble.
  • Condición de propietario: establece el método con el que se obtuvo la finca, como la compraventa, una herencia, etc.
  • Cargas de la finca: hipotecas, servidumbres, alquileres, etc.
  • Anotaciones preventivas y notas marginales.

Información complementaria de la nota simple

En la nota simple es posible que figure otra información complementaria como:

  • Afecciones fiscales.
  • Afecciones urbanísticas.
  • Embargos.
  • Demandas que afecten a la finca.

En definitiva, una nota simple incluye cualquier información sensible que pueda afectar el proceso de compraventa.

¿Por qué se necesita la nota simple para vender una casa?

Una nota simple es necesaria para vender una casa por varias razones:

  1. En primer lugar, el comprador de la vivienda la necesitará tener a mano para conocer el estado “legal” del inmueble.
  2. Es una garantía de que la casa está libre de cargas y es susceptible de ser comprada.
  3. Garantiza que eres el propietario de la vivienda y que tienes derecho a venderla.

Cómo conseguir la nota simple para vender una casa

Si eres el vendedor y registraste tu propiedad en su momento, no tienes nada de qué preocuparte. Es responsabilidad del comprador obtenerla y del notario revisarla.

Ahora bien, si tu nombre no figura en la nota simple significa que no eres su propietario según el registro, por lo que no tienes derecho a vender la casa. Si ese es tu caso, acude al notario para proceder con el registro antes de poner la casa en venta.

Una vez tramitado el registro de la propiedad, la nota simple se actualizará con tus datos y podrás solicitar una copia.

En Housell te lo ponemos fácil: si necesitas cualquier documento, te asesoramos personalmente para que la venta de tu casa sea lo más sencilla posible. Además, te ahorrarás miles de euros en comisiones de agencia inmobiliaria. Llámanos al 900 622 162 para informarte, resolveremos todas tus dudas.

Artículos relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más informaciónpulsando aquí