04.12.2018
Housell
Comprar una casa mientras estás vendiendo la tuya puede ser complicado. Te contamos los mejores trucos y consejos para que lo puedas hacer con éxito y sin estrés.

¿Cómo puedo vender mi casa para comprar otra?

Son mucho los motivos que te pueden llevar a tomar una decisión tan importante como poner una casa a la venta para comprar una otra. Puede ser porque la familia crece, por motivos laborales o porque quieres invertir en una vivienda mejor.

En estas ocasiones una de las primeras preguntas que nos viene a la mente es si es posible vender y comprar una casa al mismo tiempo. Aunque parezca un juego de malabares, ¡la respuesta es que sí!

A lo largo de este artículo analizaremos cómo vender y comprar una casa a la vez siguiendo una serie de consejos:

1. Conoce el mercado de tu zona.
2. Procede a vender tu vivienda.
3. Negocia el tiempo con el comprador.
4. Ten en cuenta los gastos de vender y comprar casa.
5. Liquida la hipoteca.
6. Es momento de comprar

 

1. Analiza el mercado inmobiliario de tu zona para comprar y vender a la vez

Antes de empezar el trámite de vender para comprar casa, necesitas conocer qué está pasando en el mercado inmobiliario actual.

Deberás tener en cuenta los siguientes factores:

  • Precio por m2 de la zona en la que vas a vender.
  • Precio por m2 en las zonas en las que te interesa comprar.
  • Evolución del precio en los últimos años. Por ejemplo, en 2018 los precios han subido y se espera que la tendencia siga en alza hasta 2020. Por tanto, es mejor comprar ahora, aunque también será mejor vender más adelante.
  • Zonas en expansión. Aunque haya barrios que ahora no te resulten muy atractivos, es importante buscar las zonas en desarrollo y expansión de tu localidad. La razón es que ahora son mucho más baratas de lo que serán en el futuro. Además, en adelante también contarán con muchas más infraestructuras y servicios. Un claro ejemplo de ello es el barrio de Chueca en Madrid, que hace 20 años era una de las zonas más baratas del centro y ahora es de las más caras.

Conocer todos estos factores te ayudará a que tomes la decisión adecuada sacándole un poco de beneficio a esta inversión.

Una forma de conocer el precio del mercado es utilizando la herramienta de Housell. Gracias a ella podrás saber cuáles son los precios en tu zona y en las zonas en las que te interese comprar.


*Foto: Thought Catalog

 

2. El primer paso es vender tu casa y reinvertir en vivienda

Aunque parezca evidente, cuando nos planteamos vender y comprar al mismo tiempo, lo primero que tenemos que hacer es vender para luego comprar.

Consejos útiles antes de poner tu casa a la venta

Vendiendo tu casa primero tendrás fondos para reinvertir en otra vivienda. En este caso el orden de los factores sí altera el producto y además lo complica ya que:

Si decides comprar primero y vender después, surgen los siguientes inconvenientes:

  • No podrás liquidar la hipoteca previa hasta vender tu nueva casa o disponer de fondos suficientes para hacerlo.
  • Será muy difícil que el banco te conceda una nueva hipoteca sin haber liquidado la previa. Y si te la conceden deberás hacer frente a dos hipotecas o, en el mejor de los casos, a una hipoteca puente.
  • Existe la posibilidad de que no consigas vender tu casa. En este caso tendrás que mantener dos viviendas con una carga económica bastante alta.

Por ello, es mejor ir con cautela y analizar cada paso y decisión que tomamos.


*Foto: Raymond Hui

3. Negocia el tiempo con el comprador al vender y comprar casa a la vez

El tiempo es el factor más importante a la hora de vender y comprar una casa a la vez. Por eso, cuando consigas vender tu casa debes pactar en el contrato de arras el tiempo que necesites.

Se recomienda solicitar un plazo de al menos 6 meses. Así podrás buscar la casa de tus sueños con tranquilidad e, incluso, hacer reformas si fuera necesario.


*Foto: Lukas Blazek

4. Analiza todos los gastos de comprar y vender una casa

A la hora de vender y comprar una casa a la vez, surgen muchos gastos e impuestos que debemos tener en cuenta:

1. Gastos derivados de la venta de una casa.
2. Impuestos de transmisión de vivienda por la venta.
3. Posible liquidación de la hipoteca en curso.
4. Gastos derivados de la compra de una casa.
5. Impuestos de transmisión de vivienda por la compra.
6. Posible necesidad de constituir una nueva hipoteca.
7. Gastos de mudanza.
8. Posible necesidad de realizar reformas en la nueva vivienda.

Descubre cómo hacer una reforma express con el home staging

Es muy importante calcular todos los costes que supone vender y comprar vivienda a la vez. No obstante, la gran ventaja de este escenario es que al reinvertir en vivienda hay impuestos que nos ahorramos, como el IRPF, o que podemos reclamar, como la plusvalía municipal.

5. Cómo vender una casa con hipoteca

No suele ser posible pagar toda la deuda de golpe antes de vender una casa hipotecada. Por eso, es mejor ir a tu entidad bancaria y pedir consejo a un experto hipotecario. Así podrás aclarar todas las dudas en cuanto a tu préstamo actual.

En cualquier caso, las opciones principales a la hora de vender una casa con hipoteca son:

1. Cancelar la hipoteca si vendes por un precio superior: Al firmar en la notaría, una parte de las ganancias de la venta se destinarán a liquidar la hipoteca existente, dejando la deuda en 0€.

2. Cancelar la hipoteca si vendes por un precio inferior: En este caso, el total de las ganancias de la venta de tu casa se destinará a pagar una parte de la hipoteca. No obstante, lo que te quede por pagar se convertirá en un nuevo préstamo, con nuevas comisiones y mensualidades.

3. Subrogar la hipoteca: En esta situación, se transmite la hipoteca al comprador. Para ello es necesario tener el visto bueno del banco. Esto no implica que te liberes de la hipoteca, pues seguirá a tu nombre. En cambio, el comprador aparecerá como deudor, siendo suya la responsabilidad de pagar.

4. Hipoteca puente: Es una hipoteca pensada para los casos en los que se vende una vivienda para comprar otra. En este caso, se unifica la hipoteca del piso en venta con la del piso comprado. De este modo, en vez de pagar dos mensualidades, se paga una más barata. El requisito, no obstante, es que se está obligado a vender la vivienda anterior en un plazo acordado por el banco. Si contamos con este tipo de préstamo, será importante hacer coincidir los plazos del banco con los plazos acordados en el contrato de arras.


*Foto: Nick Hillier

6. Reinvertir en vivienda

Una vez hayamos solucionado todo el tema de la venta, llega el momento de comprar una nueva casa.

Si compramos la nueva vivienda en un plazo inferior a 2 años desde la venta de nuestra antigua residencia, legalmente se estipula que estamos reinvirtiendo en vivienda.

Como comentábamos, reinvertir en vivienda tiene ventajas fiscales que pueden ahorrarte mucho dinero.

Finalmente, hay una serie de cosas que debemos de tener en cuenta al comprar una casa. Entre otras, es importante informarnos bien para:

¿Ya lo tienes decidido? ¿Quieres vender para comprar? En Housell trabajamos con expertos inmobiliarios con más de 10 años de experiencia en el sector que pueden ayudarte a crear una estrategia de venta, rápido y sin complicaciones.

¡Infórmate 900 622 160!

Artículos relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más informaciónpulsando aquí