27.03.2019
Housell
¿Te encuentras en proceso de comprar una casa? Te ayudamos con uno de los pasos más difíciles: la negociación del precio de venta.

Probablemente, negociar el precio de compraventa de una casa es una de las fases más difíciles de todo el proceso, sobre todo teniendo en cuenta el estado actual del mercado inmobiliario, que lleva creciendo varios años.

Si juegas bien tus cartas, puedes llegar a obtener una rebaja entre el 10 y 20% al comprar una casa. ¡No pierdas de vista estos 10 consejos para negociar el precio de una casa y conseguir el mejor precio por la vivienda!

  1. Sé consciente de tus ventajas al negociar.
  2. Realiza un estudio de mercado.
  3. Averigua el precio "real".
  4. Investiga cuánto tiempo lleva sin venderse.
  5. Comprueba las cargas del inmueble.
  6. Descubre el motivo de la venta.
  7. Sé el primero en hacer una oferta.
  8. No regatees.
  9. Demuestra tu solvencia financiera.
  10. Adáptate a los plazos de entrega.

Si, por el contrario, prefieres dejar la negociación en manos de un experto, puedes contar con el servicio de Housell gracias al Pack Negociación. Garantizamos el éxito de la operación pues solo pagarás cuando se firme el contrato de arras.

1. Ventajas del comprador al negociar el precio de una casa

Como punto de partida, ten en cuenta que el vendedor está en una situación que te da ventaja en términos de negociación porque:

  • El comprador tiene muchas dificultades para encontrar financiación, de modo que no es nada fácil encontrar compradores solventes. En consecuencia, el vendedor está abierto a escuchar ofertas.
  • Generalmente, el vendedor prevé la negociación y pone la casa un poco más cara de lo que es para que una rebaja no le afecte tanto.
  • Lo más habitual es que el cualquier vendedor quiera cerrar la operación de compraventa lo antes posible.

Teniendo estos factores en cuenta, no debes sentirte cohibido al negociar el precio de una vivienda. Toma la iniciativa y no ocultes tu intención de conseguir el mejor precio.

2. Realiza un estudio del mercado antes de negociar

Si ya tienes claro dónde te gustaría vivir y la casa que te interesa, realiza un estudio exhaustivo de la zona. El objetivo es:

  • Comparar los inmuebles con características similares para ver si está en precio de mercado. Si es más elevado, tendrás posibilidad de negociar con facilidad.
  • Ver el estado de habitabilidad de la vivienda. Si está a reformar o en malas condiciones, puedes justificar una buena reducción del precio.
  • Acceder al certificado de la Inspección Técnica de Edificios y, si es posible, hablar con algunos vecinos para valorar si el edificio necesita mantenimiento. Esto implica que habrá derramas en el futuro, por tanto, si el dueño no vende la casa tendrá que hacerles frente.
  • Contabilizar la ausencia de extras relevantes como garaje o despensa.
  • Solicitar el Certificado de Eficiencia Energética. Si el inmueble consume mucha energía, su precio de venta debe ser menor.

17.11 - Negociar Precio Vivienda 2 Filtro

3. Averigua el precio "real" para negociar el precio de una casa

Como ya hemos comentado, el vendedor tiene en cuenta que el precio de venta de la casa se negociará. Por ese motivo, suele poner un precio de salida superior al precio real de la casa. De este modo consigue disponer de margen a la hora de negociar.

El estudio de mercado debería ayudarte para valorar esta estrategia. No te conformes con la primera cifra que te ofrezcan si sabes que el precio final suele ser entre un 10 y 15% menos.

17.11 - Negociar Precio Vivienda 1 Filtro

 

4. Investiga cuánto tiempo lleva la casa sin venderse

Lo primero que debes saber es cuánto tiempo se tarda en vender una casa de media en la Comunidad Autónoma en la que quieres comprar. En segundo lugar, averigua cuánto tiempo lleva el inmueble en venta. Si lleva más tiempo del que se tarda en vender habitualmente tendrás un argumento sólido en la negociación.

En ciudades grandes el tiempo medio de venta está entre 6 y 9 meses, en ese plazo la casa se vende a un precio razonable. Si ha superado esa media de tiempo, significa que el precio no está bien ajustado al mercado, lo que puede servirte para pedir una rebaja realista.

17.11 - Negociar Precio Vivienda 4 Filtro

 

5. Comprueba las cargas del inmueble

Es muy importante solicitar la nota simple en el Registro de la Propiedad, o al mismo propietario, al visitar una casa en venta. Así conseguirás información relevante como:

  • El estado hipotecario de la vivienda.
  • Los impuestos pendientes de pagar.
  • El estado de embargo.

En el caso de que la casa tenga una hipoteca pendiente, podrás negociar una hipoteca subrogada. Asimismo, si la casa está embargada, el vendedor tendrá mucha prisa por vender. Cualquiera de estos factores podrá ayudarte a comprar la casa más barata.

6. Descubre el motivo de la venta

Conocer el motivo por el que se vende una casa es muy útil. Es más fácil pedir una rebaja si el propietario tiene prisa para vender por alguna de estas razones:

  • Cambio de domicilio por trabajo o ampliación del núcleo familiar.
  • Falta de liquidez frente a deudas, impuestos o hipoteca.
  • Herencia con hipoteca, impuestos elevados o desacuerdo entre herederos.

17.11 - Negociar Precio Vivienda 3 Filtro

7. Sé el primero en hacer una oferta

A la hora de negociar el precio de una casa, quien hace la primera oferta tiene más ventajas a la hora de lograr la rebaja deseada. A este fenómeno se conoce como “efecto ancla” y consiste en que el primer precio que se menciona como oferta es aquel que recordarán mejor las partes implicadas ya que la negociación se hará hablando sobre esa cantidad.

En muchas ocasiones al comprador no se le ofrece la posibilidad de poner la primera cifra encima de la mesa, pero hay plataformas digitales como Housell que te permiten hacer una oferta al comprador y sin intermediarios.

17.11 - Negociar Precio Vivienda 5 Filtro

 

8. Para negociar el precio de una casa no vale regatear

En la negociación hay que argumentar razones de peso al vendedor, además de tener cierta capacidad financiera. Citar únicamente los defectos de la vivienda para obtener un descuento no tiene sentido. Si lo haces de manera inteligente y perspicaz, alegando de forma justificada cada motivo, te ganarás al vendedor.

Los puntos de presión más efectivos para conseguir una rebaja justificada son:

  • La casa está notablemente por encima del precio de mercado.
  • El vendedor se encuentra en una situación que le obliga a vender.
  • La vivienda tiene cargas o deudas elevadas.
  • La previsión evidente de que se deberán afrontar derramas pronto.
  • El inmueble tiene una certificación energética deficiente o problemas estructurales que obligarán a una reforma.

17.11 - Negociar Precio Vivienda 6 Filtro

 

9. Demuestra tu solvencia financiera

A la hora de negociar una oferta final, es importante demostrar tu solvencia económica. Si vas con una hipoteca pre-concedida o con la posibilidad de pagar al contado parte de la suma final proporcionarás al propietario mucha seguridad. Recuerda que cualquier propietario preferirá vender su casa a alguien solvente antes de esperar a otro comprador y ver que tiene una situación económica peor.

17.11 - Negociar Precio Vivienda 7 Filtro

 

10. Adáptate a los plazos de entrega

Puede ser que el propietario venda la casa para comprar otra. En este caso, seguramente necesitará quedarse en la casa durante más tiempo, incluso con la operación cerrada. Ser flexible y ofrecer al vendedor el tiempo que necesite en cuanto a plazos de entrega será un punto a favor del comprador cuando pongas sobre la mesa una oferta.

17.11 - Negociar Precio Vivienda 8 Filtro

 

Ayuda para negociar el precio al comprar una casa

En cualquier caso, es muy importante negociar con cabeza y de forma tranquila, sin exigencias. Y si no estás preparado y necesitas ayuda para la negociación, llámanos 900 622 160.

A través del Pack Negociación de Housell ayudamos al comprador y vendedor para que se comuniquen de forma directa, sin intermediarios, sin compromiso y sin pagar comisión de agencia inmobiliaria.

 

¿Qué es el Pack Negociación y qué incluye?

El Pack Negociación es el nuevo servicio de Housell en el que nos ocupamos de:

  • Actuar como interlocutor entre vendedor y comprador al negociar de la venta de la casa por vía telefónica para mejorar las ofertas.
  • Asesoramiento antes de aceptar cualquier oferta para validar que es realista.
  • Comunicación vía e-mail y resumen en nuestra aplicación sobre el estado de las ofertas y de la negociación.
  • Si eres el vendedor, más visibilidad de tu vivienda para atraer compradores.
  • Posibilidad de aceptar, rechazar y contra-ofertar desde el entorno web.
  • Redactar el contrato de arras (reserva vinculante de la casa) una vez aceptada la oferta, incluso sin haber contratado el Pack Seguridad de Housell.

Además, anteponemos el éxito de la negociación: solo se cobrará el Pack cuando se realice la firma del contrato de arras.

¿Cómo funciona el Pack Negociación?

El funcionamiento del Pack Negociación es muy sencillo:

  1. Al contratar el pack Negociación el cliente debe señalar el precio mínimo por el que estaría dispuesto a vender la vivienda.
  2. Nos encargamos de gestionar todos los perfiles interesados en comprar.
  3. Nos aseguramos de respetar el precio mínimo y obtener el mejor acuerdo.
  4. Tú tendrás control sobre todas ofertas y podrás decidir en cualquier momento qué prefieres hacer.

Además, el pack se puede contratar en 2 momentos:

  • Al contratar el plan principal de Housell.
  • Como pack extra en cualquier momento que desees.

¿Cuánto cuesta el Pack Negociación de Housell?

Puedes contar con los servicios de profesionales y expertos en negociación desde 499€ (IVA incluida) con validez hasta que se firme el contrato de arras.

No lo dudes, si necesitas ayuda al negociar el precio de una casa, Housell es la solución. Llámanos al 900 622 162 y resolveremos todas tus dudas.

Artículos relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más informaciónpulsando aquí