Legal
17.12.2019
Infórmate con nosotros sobre la posibilidad de vender una casa sin estar registrada en el Registro de la Propiedad

Seguro que has escuchado muy a menudo de la importancia de que tu vivienda conste en el Registro de la Propiedad o en el Registro Catastral de Bienes Inmuebles. Ahora bien, esto no quiere decir que no existan casas sin registrar. Las hay y además, la ley permite su venta. ¿Tienes dudas sobre este proceso? No te preocupes, porque en Housell te lo explicamos para que te quede todo claro. ¡Continúa leyendo!

Lo primero que debes saber es que esta opción es complicada y adecuada solamente para personas con experiencia. En una amplísima mayoría de los casos, la venta acabará frustrada, puesto que los posibles compradores desconfiarán acerca del motivo por el que el inmueble no está escriturado. Tienen motivos para ello, ya que en muchas ocasiones la causa es la edificación ilegal de parcelas, saltándose la licencia de obras y todos los demás controles. Ya te podrás imaginar el número de viviendas irregulares que existen por toda España, todavía más en la época del boom inmobiliario.

El requisito fundamental para poder vender esta vivienda es contar con la escritura del terreno donde está edificada, incluso aunque ésta no refleje la edificación. Debes tener una cosa muy clara: lo que estás vendiendo es un terreno, y por tanto, el precio de venta será diferente. Este importe deberá adaptarse al valor en metros cuadrados del terreno. Además, también tendrá que valorarse el tipo de suelo (rústico, urbano, agrario, edificable, no edificable…).

A partir de ahí, es muy probable que el comprador pida una Nota Simple para cerciorarse de que la documentación aportada por el vendedor sobre la parcela se ajusta a la realidad. Y una vez efectuada esa comprobación, procederá a realizar una consulta al Servicio Técnico de Urbanismo del municipio correspondiente. El objetivo de este trámite es saber si la vivienda se puede escriturar y habitar en el futuro.

Desventajas de vender una casa sin estar registrada

 

Ya sabes que es legal vender una casa sin estructurar. Sin embargo, no está exento de consecuencias negativas:

  • Pérdida de seguridad jurídica en la compraventa:la función del Registro de Propiedad es dar fé de que el comprador ha adquirido la vivienda. Esto es muy útil para defender su derecho de propiedad en caso de posibles cargas. Imagina que el vendedor deja el piso con cargas y no puedes demostrarlo. Tendrías que hacer frente a una deuda que no te pertenece. ¿No quieres eso, verdad?
  • Menos posibilidades de venta: consecuencia derivada de la anterior. Si quieres vender la vivienda, lo primero que debes hacer es demostrar que la casa es tuya. A no tener la escritura, esta tarea se vuelve bastante más difícil. 
  • No se puede optar a un préstamo hipotecario:las entidades bancarias nunca darán el permiso si no tienen presente la escritura de la vivienda. Así lo refleja el artículo 145 de la Ley Hipotecaria. Este documento debe constituirse primero ante notario y luego, ser inscrito en el Registro de la Propiedad.
  • Más trámites para el comprador: imagina que este nuevo propietario quiere hacer las cosas bien y regularizar la situación de su inmueble. Para hacerlo, debería invertir una buena suma de dinero; algo que no debería hacer en caso de que la vivienda estuviera correctamente escriturada.

 

Ya has visto todas las trabas que presenta este proceso. A estas alturas, una cosa te ha tenido que quedar ya muy clara: huye si eres principiante, te ahorrarás muchos riesgos innecesarios.

Si quieres vender tu casa, en Housell te ayudamos. Llámanos al 900 622 162 e infórmate gratis.

Artículos relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más informaciónpulsando aquí