23.07.2019
¿Tu edificio no ha pasado la Inspección Técnica de Edificios? No te preocupes, puedes completarla realizando el Certificado de Idoneidad Técnica. Te explicamos en qué consiste y qué debes tener en cuenta para poder superar esta prueba.

El Certificado de Idoneidad Técnica (CIT) es un trámite para poner fin a la resolución desfavorable de la Inspección Técnica de Edificios (ITE). Dicha revisión es un trámite que deben pasar todos los edificios calificados como ‘residencial vivienda colectiva’ y que tengan 50 años de antigüedad. Este límite puede ser rebajado por cada una de las autonomías. Por ejemplo, en La Rioja se aplica a partir de los 30 años y se repite cada cinco, según dictamina el artículo 36 de la Ley de Vivienda de dicha región.

Una vez realizada, la prueba puede salir favorable o desfavorable. Si obtienes el primer resultado, no tendrás que hacer nada más. Si por el contrario no pasas este examen, deberás solucionarlo.

La ITE se considera desfavorable si el edificio no cumple unas mínimas condiciones de seguridad, salubridad o estructura mínimo. ¿Tu bloque de viviendas está en esta circunstancia? No te preocupes, te explicamos cómo salir del apuro sin que pierdas la cabeza en el intento.

El primer paso para solucionarlo será realizar las obras necesarias para subsanar las deficiencias encontradas. Como casi siempre ocurre en este tipo de trámites, hay que formalizar los permisos administrativos, solicitando una licencia de obras en un plazo no mayor de dos meses o esperando a que llegue la Orden de Ejecución del Ayuntamiento, que equivale a la mencionada licencia.

Las obras pueden ser de dos tipos, teniendo en cuenta su complejidad:

  • Obras mayores o relevantes: afectan a partes fundamentales del edificio. Por ejemplo, un fallo grave en el muro de carga o en la fachada principal, de tal forma que la integridad del edificio sufre un riesgo. En este caso deberás solicitar el proyecto técnico de un arquitecto, acompañado de su dirección técnica. El proceso puede tardar varios meses en solucionarse e incluye algunos trámites. De todas formas, finaliza con el certificado de fin de obra.
  • Obras menores o no relevantes: no necesitan proyecto técnico de un arquitecto por ser de escasa entidad, sino que son más como mejoras superficiales que suponen un lavado de cara del piso. Este escenario se soluciona con el CIT, suscrito por un técnico experto, en el cual se anota la correcta realización de estas reformas.

Componentes del Certificado de Idoneidad Técnica

  • Datos del edificio: informa del emplazamiento del inmueble, aportando tanto la dirección como el número de construcción.
  • Datos del técnico: aquí aparecerán los datos detallados sobre el técnico, tales como nombre, apellidos, número de colegiado, colegio en el que se ha inscrito y su titulación.
  • Declaración de certificación: se muestra la fecha de finalización de las obras, quien ha encargado su ejecución y se corrigen las anteriores deficiencias. Es decir, deben subsanarse todos aquellos aspectos por los cuales la ITE fue desfavorable. También se incluirá el número de expediente y la fecha de presentación en la institución municipal correspondiente.

Especificaciones técnicas del Certificado de Idoneidad Técnica

El técnico que corrobore estas obras de poca importancia podrá ser un arquitecto o un aparejador. Si así se desea, podrá ser también el mismo técnico que realizó la Inspección Técnica de Edificios. El procedimiento contempla una visita de este experto al edificio correspondiente. Una vez allí, comprobará que todos los defectos y anomalías se hayan subsanado. Por último, certificará este hecho y enviará un informe al organismo que corresponda, normalmente el Ayuntamiento de la localidad.

Con ello, el edificio podrá estar un periodo determinado de tiempo sin necesitar inspección alguna. Normalmente, este espacio suele ser de diez años. Sin embargo, podrá reducirse a cinco en el caso de que sean viviendas con una antigüedad superior a los cincuenta años.

En Housell te lo ponemos fácil: ofrecemos servicios inmobiliarios, de marketing y legales y te ahorrarás miles de euros en comisiones de agencia inmobiliaria. Llámanos al 900 622 162 y resolveremos todas tus dudas.

Artículos relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más informaciónpulsando aquí