31.01.2019
Housell
¿Quieres personalizar la decoración de tu casa? Aprende cómo hacer un revistero tú mismo con estos sencillos pasos. ¡Ya verás qué bien queda!

Decorar una casa no es asunto fácil, sobre todo si acabas de comprar una casa nueva y no te queda demasiado presupuesto. Por eso hay que hacer uso del ingenio para sacarle partido a tu hogar y conseguir que quede fantástico. Es en estos casos en los que mejor vienen los trucos "DIY" o "hazlo tú mismo", consejos para que puedas crear infinidad de cosas por ti mismo por muy poco dinero. Hoy te contamos cómo hacer un revistero por tu cuenta y que así le des un punto extra a la decoración de tu hogar.

 

 

 

 

Materiales para hacer un revistero tú mismo

Para hacer un revistero necesitarás los siguientes materiales:

  • 8 codos de fontanería con 2 hembras: puedes encontrarlos en cualquier ferretería o por Internet. Lo mejor es probar con materiales metalizados, ya que le darán un toque más industrial, propio del estilo decorativo Mid-Century. Si lo prefieres, puedes utilizar codos de plástico y pintarlos del color que quieras y conseguirás un estilo más pop, la elección está a tu gusto.
  • 6 palos de 30 cm y 2 de 25 cm: no importa si son de madera, plástico o metal, aunque es importante que sean con forma tubular y que su diámetro se ajuste perfectamente a los codos.
  • Tela de 80 cm x 150 cm: puede ser del patrón que más te guste y del material que prefieras.
  • Pegamento textil.
  • Pegamento de montaje.
  • Tijeras.

Puedes conseguir todos estos materiales con mucha facilidad y muy baratos. Además, puedes personalizar tu revistero como más te guste. Piensa en el lugar donde quieres ponerlo y escoge los colores y materiales para que combine mejor con tu casa.

 

Pasos para hacer un revistero tú mismo

Para hacer tu revistero debes:

  1. Montar la estructura del revistero.
  2. Cortar y dar forma a la tela.
  3. Colocar la tela en el revistero.

 

Paso 1: hacer la estructura del revistero

La estructura del revistero es bastante sencilla de hacer, aunque hay que hacerlo con paciencia para que quede perfecta. Lo primero que debes hacer es poner pegamento en el extremo de los palos y pegar los codos de fontanería:

31.01 - Revistero (2)

La forma de hacerlo es la siguiente:

  • Une 3 palos de 30 cm con 2 codos para formar una "U", repite este paso con los tres palos de 30 cm restantes.
  • Pega 2 codos de fontanería en los extremos de cada palo de 25 cm.

31.01 - Revistero (3)

Para conseguir el mejor resultado, se aconseja dejar secar el tiempo recomendado por el fabricante del adhesivo. Así garantizarás que la estructura no se venga abajo más adelante y que la fijación sea como debe ser.

  • Después, pon pegamento en los extremos de los palos con los que has formado la "U" y pega cada uno de ellos a los codos de los palos de 25 cm. Hazlo de tal manera que los palos de 30 cm y 25 cm queden perpendiculares. Puedes ver mejor cómo queda en la imagen:

31.01 - Revistero (4)

Una vez hayas pegado todos los palos con los codos tendrás la estructura del revistero terminada.

 

Paso 2: cortar y dar forma a la tela

Si por alguna razón no consigues una tela con de 80x150 cm, utiliza las tijeras para cortarla a la medida adecuada. Una vez la tengas:

  • Estira la tela bocabajo sobre una superficie, de modo que la parte más larga quede paralela a ti.
  • Pliega un tercio de la tela sobre sí misma. Así debería quedarte una mitad de la tela doblada y otra mitad sin doblar:

31.01 - Revistero (5)

  • Aplica pegamento textil a lo largo del centro de la tela y dobla la parte restante sobre sí misma para unir los dos extremos. Asegúrate de que el ancho al doblar la tela sea de unos 28 cm como máximo para que encaje bien en la estructura del revistero.

 

Paso 3: coloca la tela en la estructura del revistero

Para integrar la tela con el revistero debes colocar la estructura encima de la tela ya doblada y bien pegada. Es mejor dejar unos 10 minutos para que el pegamento textil haga su efecto.

31.01 - Revistero (6)

Tras situar la estructura encima, pon pegamento textil a lo largo de uno de los extremos sobre un ancho de unos 3 cm. Sitúa el otro extremo encima para unir la tela y déjalo secar unos 10 minutos.

31.01 - Revistero (7)

Si eres un perfeccionista, puedes reforzar los extremos cosiéndolos. Tras ello solo queda ajustar la tela: dale la vuelta a la estructura y estira la tela hacia el fondo.

31.01 - Revistero (8)

Si has seguido todos los pasos adecuadamente podrás disfrutar de tu fantástico revistero personalizado.

31.01 - Revistero (9)

¿Ves lo fácil que es? Consigue el estilo que tú quieras y decora tu casa de forma muy barata y cool.

Si quieres conocer otras fantásticas ideas para decorar tu casa al más puro estilo DIY, puedes aprender:

BannerValoracion

Artículos relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más informaciónpulsando aquí