21.11.2019
Descubre con nosotros la diferencia que existe entre metros construidos y metros útiles para valorar de forma correcta la superficie de la vivienda.

A la hora de vender o comprar una casa, se valora mucho la superficie de la vivienda. Puede que tengas claro el precio que quieres pedir y ofrecer por ella pero, para ser más riguroso, debes medir tu hogar con exactitud y conocer muy bien la diferencia entre los metros útiles y los metros construidos. ¿Estás un poco perdido? ¡No te preocupes, porque en Housell vamos a aclararte todas tus dudas!

Lo primero que debes saber es que conocer las dimensiones de un inmueble no es nada fácil. A veces, algunos vendedores mienten y afirman que un piso es más grande que lo que realmente es. De esta forma, consiguen bajar el precio por metro cuadrado y lo hacen parecer más barato. ¿Crees que puedes engañar a tu comprador? La respuesta es un rotundo no. Nadie en su sano juicio adquiere una propiedad sin antes verla.

¿Cuáles son las diferencias?

  • Superficie útil o metros útiles: toda la que puedas pisar dentro de la casa, incluido los armarios. Las partes que no se incluirían serían las no útiles, ya sean el espacio entre los tabiques o los pilares de la casa. Para medirla con precisión, necesitarás el apoyo de un arquitecto para evitar sorpresas desagradables.
  • Superficie o metros construidos: comprende los metros totales de la vivienda (tabiques, galerías, conductos de ventilación, instalaciones…). Sin embargo, existe una excepción, ya que en el uso residencial, los espacios donde la altura sea inferior a 1,5 metros, no se consideran.
  • Superficie construida con reparto de zonas comunes: esto ocurre en las urbanizaciones, donde elementos como las piscinas o las pistas de tenis se contabilizan en este apartado. En estos casos, el catastro cuenta todo como metros construidos, desagregando la parte de metros particulares y la parte proporcional común que corresponda a cada propietario.

Hay dos lugares que pueden llevar a confusión: el patio y la terraza. Según el catastro, si están cubiertos computan al 50 por ciento, mientras que si tienen tres de sus cuatro partes cubiertas, sí se pueden registrar al 100 por ciento. Así que ya sabes, si tu terraza tiene 18 metros cuadrados y está tapada, deberás contar solamente 9.

Sin embargo, si nos referimos a una VPO (Vivienda de Protección Oficial), la superficie computable de una terraza no puede superar en ningún caso el diez por ciento. Por tanto, si tu casa tiene 120 metros cuadrados y la terraza 40, solamente podrás contabilizar cuatro.

 

 

Consejos para calcular los metros cuadrados de una vivienda

Ya tienes claros los pasos a seguir, te contamos cómo ponerse manos a la obra.

En caso de que quieras medir una vivienda, trata de localizarla en el Catastro. Lo puedes hacer de forma gratuita, entrando en su página web y buscando la vivienda que quieras:

  • En el localizador de viviendas
  • Con una referencia catastral (código de letras y cifras único para cada finca)
  • Si no tienes la referencia, entra en la sede electrónica y ahí podrás encontrarla buscando por dirección, parcela, coordenadas y el Código Registral Único (CRU).
  • La última opción es buscar la vivienda en plataformas de geolocalización por satélite como Google Maps.

Por último, si lo que quieres es medir tu casa, haz lo siguiente:

  • Empieza por las habitaciones: deberás medir y multiplicar el largo y el ancho de cada pared. Debes tener en cuenta que las puertas y las ventanas no se cuentan como metros útiles.
  • Aplica la misma fórmula con la cocina, el baño y otras estancias de la casa y tendrás la medición completa.

Si quieres medir tu casa para venderla, en Housell te ayudamos. Llámanos gratis al 900 622 162 para que te contemos cómo trabajamos.

Artículos relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más informaciónpulsando aquí