Compraventa
24.06.2021
Se acercan las vacaciones y el temor de si pueden ocupar tu casa mientras estás fuera. En Housell te contamos qué hacer en estos casos y cómo evitarlo.

Llega el verano y después de todo lo que hemos vivido relacionado con la crisis del COVID-19, seguro que te apetece desconectar y marcharte de vacaciones tranquilo. Aunque no es nada habitual, puede ocurrir que nos ocupen la casa en ese periodo. Si quieres saber cómo afrontarlo, qué opciones legales tienes y consejos para evitarla, continúa leyendo y descubre más.

Lo primero que debes saber es que la posibilidad de que se produzca una ocupación en una vivienda habitual (tipificada como allanamiento de morada en el Código Civil) es prácticamente nula. Lo normal es que los okupas utilicen pisos abandonados o viviendas que sean propiedad de los bancos. También existen las inqui-okupaciones, que se producen tras impagos del alquiler. En estos casos, lo normal es que los conflictos se alarguen durante años, ya que la justicia suele actuar de forma bastante lenta en este tipo de conflictos.

En el año 2020 se registraron casi 15.000 denuncias por okupaciones en España. Cataluña en general y la provincia de Barcelona en particular, lideran este ranking. Entre enero y septiembre de 2020, Cataluña registró 5.670 casos y 4.119 de ellos fueron en la provincia de Barcelona. El problema es real y a falta de una normativa nacional más seria, el propietario afronta una situación difícil.

En cualquier caso, las primeras 24-48 horas son cruciales para poder recuperar tu casa y lo primero que debes hacer es denunciar en la comisaría y demostrar que la casa es de tu propiedad. Una vez pasado ese plazo de tiempo, la situación se vuelve mucho más complicada. Si la afectada por un ocupación es tu vivienda habitual, se ejecuta un procedimiento de allanamiento de morada y la policía actúa con más urgencia. Si ha transcurrido más plazo, deberíamos presentar una demanda judicial y a partir de ahí.

 

¿Qué pasa si ocupan mi casa estando de vacaciones?

 

Una vez que ocurre la ocupación, tenemos varias opciones legales:

  1. Tomar acciones judiciales por vía civil (desahucio por precario): es un procedimiento por el cual el propietario intenta recuperar su propiedad. Lo que tenemos que demostrar aquí es que tenemos la propiedad de la vivienda. Esto resulta complicado, ya que los documentos de propiedad suelen conservarse en el propio domicilio okupado. Si lo conseguimos, se celebra un juicio rápido, el okupa tiene 20 días para recurrir y si no lo hace, se procederá al lanzamiento (desalojo físico).
  2. Una demanda judicial por vía penal, por un delito de usurpación de bienes inmuebles: se trata de un proceso bastante complicado. Al igual que en el caso anterior, lo que debemos hacer es demostrar que la propiedad del inmueble es nuestra. Es complicado, puesto que el derecho constitucional de inviolabilidad de la vivienda se aplica también al okupa cuando adquiere nuestra vivienda. Por este motivo, sin una demostración de que la propiedad ha sido allanada; no se puede desalojar a nadie y el proceso se complica.

En algunos casos, la okupación está organizada. Algunas personas físicas redactan contratos falsos que hacen firmar a los okupas para que les paguen una renta. Este entramado dificulta al máximo el proceso de ‘desocupación’.

 

Consejos para evitar la ocupación

 

Vistas las complicaciones que puede entrañar este proceso, lo mejor es que intentes prevenir la ocupación durante tus vacaciones de la mejor forma posible:

  1. La domótica es tu aliada: instala un sistema que te permita controlar los electrodomésticos, bajar o subir las persianas o poner cámaras de vigilancia.
  2. Pide a un amigo o familiar que vigile tu casa: aunque solo sea para tareas sencillas como regar las plantas, cuidar el jardín o simplemente cerciorarse día a día de que todo está bien. Así evitarás sustos.
  3. Instalar un sistema de alarmas: esta es la solución más eficaz. Existen de diferentes tipos, según tus necesidades. Lo mejor es que elijas unas con sistema de videovigilancia. Así, el sistema avisará directamente a la policía en caso de allanamiento. De esta forma, es mucho más difícil que te ocupen la vivienda.

Ahora que ya conoces más sobre la posible ocupación de tu vivienda durante las vacaciones, el proceso judicial y algunos consejos para prevenir esta situación, entra en Housell y ponte al día de más aspectos del mercado inmobiliario.

Technology photo created by freepik - www.freepik.com

 <  Anterior
Siguiente  > 
Artículos relacionados
Esta página utiliza cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información pulsando aquí
Cookies Funcional

Cookies Analítica

Cookies Publicidad
Configurar cookies