16.01.2019
Housell
La orientación de una casa es un punto determinante para ahorrar energía y aprovechar las horas de luz. Te lo contamos todo en el artículo de hoy

¿Alguna vez te has preguntado cómo es posible que tu recibo de la luz sea el doble que el de tu amigo, cuando él pasa mucho más tiempo en casa que tú? Quizá es que no te has parado a pensar en cuál es la orientación de tu casa. Es decir, si la dirección por la que entra la luz solar en ella es la más idónea para ahorrar en suministros energéticos de iluminación y climatización.

Si vas a comprar una nueva vivienda o piensas construirla en un terreno de tu propiedad, estás a tiempo de elegir la orientación que más te conviene.

Pero si ya tienes casa y, por tanto, no puedes cambiar su orientación, hay formas de conseguir que sea más eficiente energéticamente. En este artículo te explicamos qué aspectos has de valorar para decidir cuál es la mejor orientación de una casa.

Cómo ahorrar energía en una casa según su orientación

A priori, la mejor orientación de una casa es aquella que recibe la mayor intensidad de luz natural durante más horas. Es decir, la que mejor aprovecha la trayectoria del sol para crear un ambiente confortable en su interior, sin necesidad de invertir demasiado en energía.

Sin embargo, antes de saber cuál es la dirección óptima en tu caso, has de:

  • Tener en cuenta la zona del país en la que vives (no es lo mismo residir en la calurosa Sevilla que en la fría Ávila).
  • Fijarte en si tienes edificios alrededor que impiden que te lleguen los rayos de sol.
  • Asegurarte de si las habitaciones donde pasas la mayor parte del tiempo están ubicadas en la fachada.

Incluso tu estilo de vida influye en esta decisión, pues hay personas que necesitan tener luz desde primera hora de la mañana y otras que prefieren que la casa esté iluminada hasta altas horas de la tarde. Por eso, escoger cuál es la mejor orientación de una casa dependerá de tus necesidades y prioridades. Se distinguen cuatro orientaciones principales:

  • Norte.
  • Sur.
  • Este.
  • Oeste.

Veamos las características de cada orientación para saber cuál se adapta mejor a tus circunstancias.

Cómo ahorrar energía en una casa orientada al norte

En general, la orientación norte se considera una mala elección porque solo recibe radiación solar durante la primera y la última hora del día durante los meses de verano, lo que supone un alto coste energético a lo largo del año.

Por un lado, como las casas con orientación norte tienden a ser oscuras al no recibir los rayos del sol de forma directa, suponen un mayor gasto en iluminación. Por otro lado, la escasa radiación recibida hace que sean más frías y que se tenga que invertir más en calefacción. Sin embargo, con un buen aislamiento, puedes reducir el coste energético hasta un 30%.

Y no siempre es una elección equivocada: si resides en un sitio especialmente cálido, es una buena orientación para que la casa se mantenga más fresca. Otra ventaja es que proporciona una iluminación homogénea a lo largo de todo el día, por lo que es la más interesante para entornos de trabajo.

Si solo una parte de tu casa está orientada al norte, lo recomendable es que, si te es posible, sitúes en ella estancias como el garaje, la zona de calderas, la despensa, la cocina o el despacho.

Cómo ahorrar energía en una casa orientada al sur

En España, la orientación sur se considera la más apropiada para ahorrar energía:

  • Es la que más luz y radiación recibe a lo largo de todo el día y durante gran parte del año.
  • En los meses de verano la luz abunda más durante las horas centrales del día.

Esto es una gran ventaja para viviendas ubicadas en lugares fríos, sin embargo, en las zonas más cálidas supondrá un aumento del coste energético en aire acondicionado durante el estío.

No obstante, tiene fácil solución: colocar toldos o vidrios de control solar reduce la temperatura entre dos y cinco grados.

Si solo algunas de las estancias de tu casa están orientadas al sur, lo aconsejable es que sean las habitaciones (el calor que absorben durante el día lo liberan por la noche), el salón, el jardín o la piscina.

Cómo ahorrar energía en una casa orientada al este

Una casa orientada al este también recibe mucha luz y radiación, aunque durante menos horas y en menor intensidad que la orientada al sur.

La incidencia del sol en las viviendas con orientación este se concentra desde el amanecer hasta el mediodía durante casi todo el año, por lo que el coste en calefacción en invierno no es significativo. Para proteger la vivienda de los rayos del sol durante las franjas horarias más incisivas bastará con poner toldos y cortinas.

Si tu casa está situada en una zona cálida, la orientación este es la recomendable para el salón, ya que los rayos del sol dejan de incidir durante las horas más intensas. También es una buena orientación para la cocina, el despacho o la terraza.

Cómo ahorrar energía en una casa orientada al oeste

En las casas orientadas al oeste, el sol incide desde el mediodía hasta el atardecer, es decir, durante las horas más calurosas, por lo que suele conllevar un gasto elevado en aire acondicionado durante todo el verano.

Si has de orientar alguna estancia al oeste, opta por los cuartos de baño y las habitaciones, a no ser que residas en una zona especialmente cálida, porque la concentración del calor durante las últimas horas del día puede llegar a ser molesta para conciliar el sueño durante los meses de verano.

Cómo afecta la zona en la que vives al ahorro de energía

El clima del lugar de residencia es un factor clave para determinar el ahorro energético de tu casa. En base a ello se puede saber cuál es la mejor orientación de una casa y qué medidas tomar para gastar menos recursos.

A rasgos generales, España es un país cálido con muchas horas de luz, aunque los inviernos pueden ser bastante fríos. Por esa razón, independientemente de la orientación de tu casa, es mejor adoptar las siguientes medidas:

  • Aislar el suelo, las paredes y las ventanas: Reducen el calor y el frío, manteniendo una temperatura estable en el interior del hogar. De estas opciones, las ventanas son las más baratas de aislar y dan un resultado inmediato.
  • Instalar toldos y aleros: Disminuyen la temperatura de la casa en momentos calurosos.
  • Redistribuye las estancias: Para que cada parte de la casa utilice la energía de la mejor manera posible.
  • Plantarárboles y césped en el jardín: En verano dan sombra y refrescan el ambiente, mientras que en invierno aíslan la casa y la resguardan. Es importante que los árboles no tapen puertas o ventanas para no perder luz solar.

Cómo afecta vivir en el norte de España al ahorro de energía 

El norte de España se caracteriza por tener temperaturas bajas y mucha humedad, por lo que vivir en esta zona suele conllevar mayores gastos en calefacción.

Por lo tanto, la orientación sur es la más recomendable para ahorrar energía, ya que es la que capta la mayor radiación solar a lo largo del día, lo que contribuirá a moderar los gastos en climatización. La orientación al oeste también es una buena alternativa.

Cómo afecta vivir en el sur de España al ahorro de energía

En el sur se encuentran las provincias más calurosas de España, por lo tanto, son las que hacen un mayor uso de aire acondicionado. En esta zona se recomienda que las casas, o al menos sus estancias más frecuentadas, se orienten al norte, para así atenuar las altas temperaturas y ahorrar aire acondicionado, pese a que en invierno esta orientación acentúe un poco el gasto en calefacción.

De no ser posible, la orientación al este también es una elección adecuada para beneficiarse de la trayectoria del sol y ahorrar energía.

Cómo afecta vivir en el centro de España al ahorro de energía

Las provincias del centro de España suelen ser muy frías en invierno y muy calurosas en verano, por eso, los gastos de climatización son elevados en las provincias que se sitúan en esta parte del país. Pero estos gastos pueden reducirse si se escoge una casa con la orientación que aprovecha al máximo la trayectoria solar, en este caso, la orientación este, pues es la que permite equilibrar el gasto energético a lo largo de todo el año.

¿Con qué orientación y localización se ahorra más?

Como ves, no hay una única respuesta para saber cuál es la mejor orientación de una casa. Ahorrar energía en una vivienda depende de la zona en la que esté ubicada, la orientación en la que fue construida, la calidad del aislamiento, así como que no haya edificios y otros elementos que perjudiquen la llegada de los rayos del sol a la vivienda.

A la hora de comprar o construir una nueva vivienda, ten muy en cuenta los pros y contras de cada una de estas variables, pues si escoges la opción más eficiente, ahorrarás hasta un 70% en los gastos de iluminación y climatización.

Si estás buscando una casa con la mejor orientación, en Housell contamos con expertos inmobiliarios que podrán ayudarte a encontrar lo que necesitas. Llama al 600 622 162 sin compromiso y ahorrarás mucho más que en energía.

Artículos relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más informaciónpulsando aquí