Legal
10.06.2021
¿Vas a comprar/vender un inmueble? Conoce cuánto cuestan y cómo se calculan los diferentes gastos de escritura de una casa. En Housell te desvelamos todos los detalles.

Las escrituras son uno de los documentos más importantes que podemos tener cuando adquirimos una vivienda. Proporcionan seguridad jurídica, demuestra la propiedad y dan seguridad a la hora de una compraventa, entre otras muchas cosas. Si quieres saber más sobre ellas, sigue leyendo nuestro blog.

 

¿Por qué debes tener escritura de tu vivienda?

 

La escritura es un documento público inscrito en el Registro de la Propiedad. Su utilidad principal es la de proporcionar seguridad ante posibles conflictos judiciales y certificar que el inmueble es nuestro. También nos aportará seguridad a la hora de negociar la venta de nuestro piso, al generar mayor confianza en el comprador y facilitar las operaciones. También nos ahorrará posibles problemas con la Agencia Tributaria. Dicho de otra forma, nos cubrimos las espaldas ante posibles problemas.

 

¿Qué gastos conlleva escriturar una casa?

 

Realizar este trámite no es demasiado caro. Eso sí, requiere una serie de gastos que pueden llegar a ser elevados, suponiendo en ocasiones más de un 10% del coste de la propiedad. En lo referente a la escritura de una casa, distinguimos los siguientes gastos:

  1. Gastos el notario por la escritura de compra: supone un porcentaje en función del valor de la vivienda.
  2. Gastos notariales por el préstamo hipotecario: se calcula en función del importe de hipoteca concedido. En total, los costes notariales pueden llegar a superar los 1.000 euros.
  3. Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales: el porcentaje varía según la comunidad donde se pague ese impuesto. El País Vasco es la autonomía menos exigente (4%), mientras que Cantabria, Cataluña, Madrid y Galicia exigen un 10%. Algunas autonomías ofrecen descuentos para familias numerosas u otro tipo de situaciones.
  4. La inscripción en el Registro de la Propiedad: el importe aumenta con el precio, pero suele situarse entre los 350 y los 650 euros.

 

¿Cómo se calcula el precio de una escritura?

 

El precio para escriturar un inmueble no es algo aleatorio y se calcula mediante una fórmula matemática. Legalmente, se requiere que la cantidad sea idéntica a la que supone el precio de la vivienda. Es frecuente que muchos compradores escrituren su vivienda por debajo del precio de venta para pagar menos impuestos. Sin embargo, esto te puede traer sanciones por parte de Hacienda y problemas futuros.

La fórmula para calcular el valor mínimo de escritura es la siguiente: CMVC= CVMI/(RM x CAVC.

CMVC: se trata de un coeficiente para multiplicar el valor catastral y obtener el valor real

CVMI: coeficiente de variación del mercado inmobiliario

RM: coeficiente de referencia al mercado

CAVC: Coeficiente de actualización del valor catastral

 

¿Quién comparece ante notario para la compra/venta de una casa?

 

En este tipo de operaciones pueden participar las siguientes partes.

  1. Vendedor: el que desea transferir su casa.
  2. Comprador: el que quiere adquirir el inmueble.
  3. Apoderado del banco: su presencia es fundamental cuando se adquiera mediante una hipoteca.
  4. Notario: da fe, certifica, publica el acuerdo en el Registro de la Propiedad. A partir de aquí, la vivienda tiene la máxima consideración jurídica.
  5. Profesional inmobiliario: es recomendable para agilizar los trámites.

 

Pasos para firmar una escritura

 

Este tipo de operaciones pueden llegar a ser algo complicadas, aunque la figura del profesional inmobiliario puede ayudar a agilizar los trámites. Normalmente, este suele ser el proceso para escriturar una casa:

  1. Identificación y preparación del borrador: en esta fase, cada una de las personas participantes en la operación enseña su DNI y posteriormente, se lee el primer documento,
  2. Explicación de las condiciones y lectura del acuerdo para las partes: trámite donde el notario comprueba que todos los implicados entienden y aceptan el acuerdo.
  3. Comprobación de la existencia (o no) de cargas en la vivienda: normalmente no suele haber.
  4. Inclusión del recibo del IBI: la última cuota del año en curso.
  5. Inclusión de la cédula de habitabilidad, el certificado energético y el certificado de que el piso está libre de cargas respecto a la comunidad de vecinos
  6. Pago e información de las obligaciones que subyacen al acuerdo.
  7. Entrega de llaves.
  8. Copia simple de las escrituras: se suele recoger unos días después de la firma.

Ahora que ya conoces más sobre las escrituras de una vivienda, entra en el blog de Housell y conoce más sobre aspectos del mercado inmobiliario.

 <  Anterior
Artículos relacionados
123456789101112131415161718192021... Siguiente
123456789101112131415161718192021... Siguiente
Esta página utiliza cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información pulsando aquí
Cookies Funcional

Cookies Analítica

Cookies Publicidad
Configurar cookies