Inmobiliario
Mariana
11.04.2022
El mercado inmobiliario se encuentra al alza desde los últimos meses, de ahí que analistas prevean un posible boom inmobiliario en 2022. ¡Te lo contamos!

Las ventas inmobiliarias han vuelto a repuntar en muchos países del mundo tras la pandemia. España es uno de los lugares donde el ‘ladrillo’ ha aumentado más, con cifras de construcción de viviendas no vistas desde el año 2008, cuando estalló la burbuja. ¿Hay riesgo de volver a esa situación? ¿Cómo se presenta el futuro? Si quieres respuestas a estas preguntas, sigue leyendo el blog de Housell y te ayudaremos a responderlas.

 

¿Cómo han evolucionado las ventas y el precio de la vivienda?

 

El pasado 2021 fue un buen año para el mercado inmobiliario, con una compraventa de 674.014 viviendas, según datos del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), Esta cifra solo se alcanzó en los años del ‘ladrillo’. De todas ellas, 115.038 operaciones fueron compras de viviendas nuevas, según el INE. El confinamiento de 2020 por la pandemia de coronavirus provocó un descenso acusado de esta cifra (415.748 contratos). Sin embargo, tras la recuperación económica y social, probablemente la cifra siga creciendo, abriendo la posibilidad a un nuevo boom inmobiliario en 2022.

En cuanto al precio, también hay tres informes que apuntan hacia una tendencia alcista:

  1. Según datos de la Sociedad de Tasación, el precio de la vivienda nueva subió un 3% en 2021 (2-551 euros/m2).
  2. Tomando como referencia todo el mercado, Tinsa sitúa el precio medio de la vivienda en España en los 1.609 euros/m2.
  3. Idealista, otro experto en el sector, sitúa este precio en los 1825 por metro cuadrado, durante el primer trimestre de 2022. En este caso, fija una caída del 0,2% con respecto al anterior trimestre.

El ahorro acumulado durante la pandemia, la recuperación del mercado turístico del mercado de segunda mano y los tipos de interés al 0% que mantiene el Banco Central Europeo (BCE) son factores que pueden impulsar al alza el precio del dinero.

Por el contrario, la elevada inflación, que se situó en el 9,8% durante el pasado mes de marzo, las consecuencias económicas de la invasión rusa en Ucrania, una cercana subida de tipos de interés y la subida del euríbor pueden parar la tendencia. Este indicador se ha mantenido en territorio negativo durante los últimos años, pero está a punto de volver a cifras positivas. Si esto ocurriera, las hipotecas se encarecerían rápidamente, provocando un descenso de la demanda.

 

Países más propensos a sufrir un boom inmobiliario en 2022

 

El aumento del número de pisos vendidos no es una tendencia exclusiva del mercado español. El portal Global Property Guide analiza las corrientes mundiales y abre la puerta a un nuevo boom inmobiliario en 2022:

  1. Las ciudades que más han aumentado su precio de viviendas en el mundo (ajustadas a la inflación) durante los cinco años son las siguientes: Lisboa (67,33%), Auckland (54,79%), Bratislava (48,20%), Amsterdam (43,92%), Colombo (42,45%) y Luxemburgo (40,66%)
  2. Por países, el mercado se está calentando con claridad en los siguientes lugares, tomando como referencia el mundo desarrollado: Lituania (22,39%), Australia (21,73%), Nueva Zelanda (21,48%), Países Bajos (20,39%), EEUU (17,54%), Canadá (16,63%), Irlanda (16,73%), Suecia (16%), Taiwan (14,89%), Irlanda (14,43%), Alemania (12,42%), Corea del Sur (11,89%), Singapur (10,57%), Reino Unido (10,14%).

Más tímidas son las subidas en otras potencias como China (8,28%), Noruega (8,1%), Francia (7,1%) o España (2,81%). Italia es un caso especial, porque va a la contra (-2,98%).

 

¿Qué sucede si se produce una nueva burbuja inmobiliaria?

 

La burbuja inmobiliaria supuso un efecto demoledor sobre la economía española, provocando una crisis de la que todavía quedan cicatrices. Cientos de miles de hipotecas se quedaron sin pagar, muchas constructoras quebraron y como consecuencia, muchas viviendas se quedaron vacías. En caso de nueva burbuja, podrían concurrir estas circunstancias:

  1. Un desplome del precio de la vivienda, que llegó a caer casi un 30% desde 2007 a 2016 según Idealista, cayendo desde los casi 2.100 euros/m2 hasta caer por debajo de 1500.
  2. Un desplome de las viviendas construidas: 2013 marcó el mínimo histórico de viviendas de obra nueva con 34.288. Por el contrario, 2006 fue el máximo con 865.561.
  3. Un aumento de la morosidad y los desahucios, que podrían aumentar con una posible subida de tipos de interés.
  4. Otro golpe certero a uno de los sectores más productivos de la economía española, aunque esté lejos de 2004-05. En aquellos tiempos, España construía más viviendas nuevas que Francia, Alemania, Reino Unido e Italia juntos.

Ahora que ya sabes más sobre la situación del mercado inmobiliario en España y si se prevé un próximo boom inmobiliario en 2022, entra en Housell para estar al día de la actualidad inmobiliaria de nuestro país.

Entrepreneur photo created by freepik - www.freepik.com
 <  Anterior
Siguiente  > 
Artículos relacionados
Esta página utiliza cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información pulsando aquí
Cookies Funcional

Cookies Analítica

Cookies Publicidad
Configurar cookies