Consejos
12.02.2020
Adquirir el piso de tus sueños requiere de una serie de pequeños sacrificios. ¡Aprende pequeños gestos para hacerlo realidad con Housell!

La crisis ha apretado mucho a las familias españolas en los últimos años. Con el precio de los alquileres por las nubes, cada vez toma más cuerpo la posibilidad de adquirir una casa. Nueva, de segunda mano, en el centro o en la periferia, con o sin piscina, orientación norte o sur… Esas decisiones ya las tienes que tomar tú. ¿Necesitas reunir una buena cantidad de dinero y no sabes cómo hacerlo? ¡Pues sigue leyendo Housell!

Para poder enfrentarte a una hipoteca, debes asegurarte un colchón económico y quedarte con margen para afrontar los posibles imprevistos. Si por el contrario deseas pagarlo al contado, el montante necesario se eleva notablemente y deberás acometer un mayor esfuerzo, ya que los gastos de comprar una casa pueden ser muchos. Durante el proceso de transición, el alquiler no es una mala opción para ti.

Consejos para tener más liquidez

 

  • Destina un porcentaje fijo de tu salario al ahorro: si logras que sea el 20%, conseguirás un buen rendimiento a medio plazo. Si de cada 2.000 euros puedes guardar 400, al cabo de dos años ya tendrás un remanente de 9.600 euros. ¡Ya es un pico!
  • Abre una cuenta bancaria particular y no la toques: un paso muy importante para asegurar el cumplimiento de este objetivo es ‘aislar’ este dinero. Siguiendo el ejemplo anterior, realiza un ingreso de 400 euros al principio de cada mes y déjalo estar. Si además puedes asegurarte una mínima rentabilidad en el depósito, eso que ganas. ¡Solo cuando consigas el objetivo podrás empezar a dedicar ese dinero a tu nueva casa!
  • Lleva un control meticuloso de tus gastos. Hay dos vías para lograrlo:

    • Manual: divide todos tus movimientos en una columna de ingresos y otra de gastos y haz balance cada día. Recopila los datos y podrás calcular lo que gastas cada mes. El Excel ha facilitado mucho las cosas en este sentido, al optimizar la elaboración de tablas y gráficos sin demasiado esfuerzo. También te darás cuenta de cuáles son tus gastos fijos.

    • Mediante una app móvil o programa automático: si no quieres preocuparte por nada, ningún problema, hay muchas aplicaciones que lo hacen por ti, por ejemplo Fintonic. La puedes descargar en Android o IOS, solo hace falta vincular tu cuenta y automáticamente todo se sincroniza. Sabrás lo que gastas, cuánto y cómo lo haces y podrás tener una economía más saneada.

  • Evita los gastos ‘hormiga’: hoy en día, toda la sociedad está pensada para que consumamos. Hamburguesas a un euro, un café, las máquinas de vending, una bolsa, otro snack… El problema es que la acumulación de este tipo de gastos pasa factura en tu bolsillo. Para evitarlos, puedes concentrar el gasto. En vez de salir a cenar tres días a la semana a un restaurante de comida rápida, ¡date un capricho por un día y acude a un buen restaurante con tus amigos o tu pareja! Gastarás lo mismo y tendrás más satisfacción, puesto que esa cena será el premio a tu austeridad durante la semana.

  • Busca un buen índice calidad - precio y evita los números rojos: esto es lo más difícil, debes tratar de alargar la vida útil de todo lo que uses y no desembolsar tampoco demasiado dinero. El mercado de segunda opción quizá sea una buena opción. Si esto es crucial, esquivar las deudas es imprescindible, tanto contigo mismo como con otros particulares: 
    • Si te comprometes a ahorrar 400 cada mes, ¡hazlo! Nadie te reclamará cuentas por ahorrar 300, pero piensa que te genera un déficit.
    • Por supuesto, paga todos tus recibos al día. ¡Ahorra, pero no te condiciones demasiado el día a día y asegúrate de pagar las facturas a tiempo!
  • Para terminar, ¡nunca gastes más de lo que ingresas, aun teniendo ahorros! Puede ser que no puedas ahorrar los 400€ que te hemos comentado, ¡pero en ningún caso acumules meses con más gastos que ingresos!

Como ya has visto, el mercado inmobiliario está determinado por muchos elementos. En Housell contamos con un equipo especializado en todas las cuestiones relacionadas con la vivienda. Si estás pensando en vender o comprar una casa, llámanos al 900 622 162 para informarte y resolveremos todas tus dudas.

Artículos relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más informaciónpulsando aquí