Legal
24.11.2020
¿No sabes qué es el seguro decenal ni cómo te afecta? Nosotros te explicamos con detalle todo sobre los seguros decenales.

Hay un seguro para protegerse de las chapuzas inmobiliarias. Edificios sobre terrenos inestables, obras deficitarias… siempre puedes encontrarte problemas inesperados. Aunque esto sea culpa de las constructoras, sí que puede repercutir de forma clara sobre los consumidores finales. Para evitar este impacto, se utiliza la figura del seguro decenal.

Lo primero que debes saber es en qué consiste este seguro. Se trata de una cobertura que garantiza la reparación de los defectos de origen o elementos estructurales que pongan en riesgo la propia estabilidad del edificio. Regulado por la Ley 38/1999 de la Ordenación de la Edificación (LOE). La principal función de esta ley es prevenir situaciones que puedan derivar en el colapso del edificio y establecer plazos para la reclamación:

  1. Diez años para los defectos que afecten a la cimentación, las vigas, los forjados y todos los elementos que comprometan la resistencia mecánica y la estabilidad del edificio.
  2. Tres años para los elementos constructivos o instalaciones que cumplan requisitos de habitabilidad.
  3. Un año para errores en el acabado de la obra.

En este sentido, la obligación de cumplir con el seguro decenal recae sobre el promotor de la vivienda y no se puede cancelar antes de que finalice el periodo. No todos los edificios están obligados a pasarla:

  1. Solamente es obligatorio en las autopromociones de una única vivienda unifamiliar.
  2. Están exentas las autopromociones de única única vivienda familiar, destinada a uso propio. Dicho de otra forma, se refiere a la opción mediante la que un particular construye una vivienda para uso propio. Esta actividad no se considera empresarial y por tanto, no requiere la creación de una sociedad mercantil.

 

¿Cuáles son los aspectos que cubre el seguro decenal?

 

La garantía más básica que todo seguro decenal debe ofrecer es la garantía de daños estructurales. Gracias a esta cobertura, los compradores son indemnizados o bien se reparan los daños materiales durante los plazos mencionados. A partir de este nivel básico, la garantía puede verse completada con otras complementarias: impermeabilización de fachadas y cubiertas durante tres años, la estanqueidad de sótanos o la protección de bienes preexistentes, en caso de reforma.

Una vez sabido esto, las compañías de seguros dividen sus pólizas en Básicas (garantía de daños estructurales) o Avanzadas, según el nivel de cobertura que interese a la promotora.

 

Circunstancias excluidas

 

Aunque el seguro decenal es útil en muchas situaciones, también debes saber que existen otras que se sitúan fuera de este rango:

  1. Los daños a terceros: por ejemplo, si tienes la mala suerte de romper por accidente un muro de carga que ponga en riesgo al edificio; lógicamente eso no se cubre.
  2. Los daños personales y sus perjuicios económicos derivados.
  3. Los gastos de inhabilidad: diversas circunstancias (incendios, viento o lluvias torrenciales…) pueden provocar que tu vivienda deje de ser inhabitable. Si necesitas protegerte en este sentido, te recomendamos la cobertura de inhabitabilidad.
  4. Mal uso o mantenimiento del edificio: si se demuestra que las causas tienen su origen en este supuesto, tampoco la promotora compensará a la comunidad. Y tampoco entran los daños fortuitos ni los achacables a los fenómenos de dilatación, contracción y demás movimientos estructurales.
  5. Existen partes de la obra que quedan excluidas de la protección (reservas o problemas que deben ser subsanados).

 

Influencia sobre la edificación

 

La aplicación del seguro decenal tiene un efecto sobre el precio final de la vivienda. Este se puede situar entre el 0,3 y el 0,5 por ciento, un montante al que hay que añadir los honorarios del Organismo de Control Técnico (OCT), en caso de que los hubiera. Este organismo comprueba que la edificación se lleva a cabo según la ley vigente y eleva todavía más el precio.

Una vez que ya sabes los entresijos del seguro decenal, entra en Housell y te resolveremos todas las dudas sobre el mercado inmobiliario. Llama al 902 622 160 y entrarás en contacto con nuestro equipo de expertos. ¡No te arrepentirás!

Artículos relacionados
Esta página utiliza cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información pulsando aquí
Cookies Funcional

Cookies Analítica

Cookies Publicidad
Configurar cookies