22.05.2019
¿Quieres vender tu casa y necesitas que esté reluciente y bien vistosa para enseñarla a tus visitas? Te contamos cómo y te decimos algunos trucos útiles.

Para vender un inmueble hay que pensar en la presentación de cara a los posibles compradores. En este sentido, es esencial que la vivienda esté impoluta. Por eso, en el artículo de hoy te contamos cómo limpiar una casa para ponerla a la venta y sorprender las visitas.

Consejos para limpiar una casa

Antes de empezar a limpiar una casa es importante tener en cuenta algunas consideraciones para que tu trabajo sea lo más efectivo posible:

  • Organiza el tiempo: plantéate cuánto tiempo necesitarás para hacer toda la limpieza de la casa, qué partes tardarás más en limpiar y cuáles supondrán un mayor esfuerzo.
  • Prepara los productos: lo peor que te puede pasar es quedarte sin productos mientras estás limpiando la casa. Esta pausa puede traer consigo desmotivación y hacerte más consciente de la fatiga. Evítalo comprando todo lo que vayas a necesitar con anterioridad.
  • Motívate: es bien sabido que limpiar una casa no es una tarea que guste a todo el mundo, por eso lo mejor es ayudarte con algo de motivación. Ponte la música que más te guste, prepárate un buen aperitivo cuando hagas alguna pausa y lleva ropa muy cómoda.
  • Vacía la casa todo lo posible: una casa vacía permite que las visitas se puedan imaginar vivienda dentro de ella con sus propias cosas. Además, te facilitará mucho la tarea ya que tendrás muchas menos cosas que limpiar. Por eso, deshazte de todo lo que te sea posible.
  • Limpia a conciencia: no se trata de hacer un pequeño apaño, sino de dejar la vivienda impecable. Debes limpiar la casa con paciencia y a fondo, así conseguirás un resultado que sorprenda a los posibles compradores.

Objetos para limpiar una casa

Acude a tu supermercado de confianza ya que primero necesitarás todos estos objetos para limpiar una casa:

  • Guantes de goma.
  • Bolsas de basura.
  • Cubo de basura y cubo para fregona.
  • Escoba y recogedor.
  • Mopa.
  • Fregona.
  • 2 palanganas.
  • Trapos viejos.
  • Estropajo.
  • Paños para cristales.
  • Plumero atrapa-polvo.
  • Rasqueta de vitro-cerámica (cuchilla).
  • Rasqueta para cristales (limpia-cristales).
  • Esponjas.

Si tu casa necesita algún utensilio de limpieza diferente o estás acostumbrado a otras opciones, siéntete libre de hacerlo a tu manera, aunque con todo este arsenal podrás hacer una limpieza perfecta de la casa.

Productos para limpiar una casa

A su vez, adquiere también los productos de limpieza. Aunque parezca sencillo, es esencial utilizar el agente correcto para cada elemento, de modo que consigas los mejores resultados. Lo recomendable es que compres:

  • Limpia-suelos: compra uno para cada tipo de suelos que tengas. Evita mezclas para suelos mixtos ya que su eficacia es menor.
  • Limpiador de juntas: los necesitarás para todos los huecos del suelo y la pared que hayan acumulado suciedad.
  • Limpia-cristales: no te gastes demasiado en este producto ya que uno genérico funciona perfectamente.
  • Limpiador para muebles: utiliza uno que genere bastante espuma para dar más brillo a la madera.
  • Limpia-metales: utiliza uno poco corrosivo para evitar problemas si se te cae.
  • Limpiador de vitrocerámicas: opta por una opción económica.
  • Detergente y suavizante: te serán de utilidad si tienes cortinas, sábanas o alfombras. Procura que tengan un aroma fresco.
  • Desinfectante para baño: también puedes comprar lejía si prefieres ahorrar dinero, aunque el resultado es mejor con productos específicos y también es más seguro para ti.
  • Desatascador de tuberías: incluso si las tuberías están en buen estado, es conveniente utilizar el producto para mejorar su fluidez. En este caso es mejor acudir a una ferretería ya que tendrán productos especializados.
  • Anti-cal: es un gran olvidado en las limpiezas, pero cambia radicalmente el aspecto de los baños y de la cocina.
  • Lubricante para bisagras: será perfecto para las puertas y armarios de la casa ya que se trata de un agente quita-polvo muy potente.
  • Ambientador: para dar el toque final cuando termines.

También puede que te sea útil comprar pintura blanca para las paredes y pintura para barandillas y para baldosas. De este modo la limpieza será completa. Si te decides por ello, no olvides añadir a la cesta cinta para pintura, diferentes pinceles, un rodillo y algún cubo grande para hacer la mezcla.

¿Cómo limpiar una casa a fondo?

Ahora que ya tienes todo lo que necesitas es el momento de ponerse manos a la obra. Para limpiar una casa, lo mejor es establecer un orden concreto teniendo en cuenta que ya has vaciado la casa. Ponte los guantes de goma y motívate ya que te tomará tu tiempo:

  1. Desatasca tuberías.
  2. Pon lavadoras.
  3. Limpia los armarios.
  4. Pinta
  5. Limpia ventanas y cristales.
  6. Limpia superficies, muebles y electrodomésticos.
  7. Céntrate en los detalles.
  8. Friega inodoros y fregaderos.
  9. Limpia el suelo.
  10. Da los últimos retoques.

1. Desatasca las tuberías

Antes de ponerte a fondo con la limpieza de la casa, desatasca las tuberías ya que este producto tarda horas en hacer efecto, hasta 24 según la potencia. Deja al menos un grifo disponible para poder limpiar otros elementos.

2. Pon lavadoras

Pon lavadoras para limpiar cortinas, sábanas y alfombras. Deberás estar pendiente para ir sacando la colada cada vez que termine y no perder mucho tiempo ni que adquieran mucha humedad.

3. Limpia cajones y armarios

Mientras el desatascador hace su efecto y la colada se toma su tiempo, céntrate en limpiar cajones y armarios por dentro y terminar de vaciar todo lo que se te haya podido olvidar. No olvides tirar toda el agua sucia por la tubería que todavía no has desatascado, esta será la que debas utilizar para toda la limpieza de la casa.

4. Pinta paredes, puertas, baldosas y barandillas

Pinta todos los elementos que lo necesiten, como paredes, puertas, baldosas o barandillas. Esto supone un gran esfuerzo y puede que te tome varios días, pero los resultados son espectaculares. Para que la casa aparezca lo más limpia posible, utiliza el color blanco siempre que puedas.

No olvides pintar con todas las ventanas abiertas para que haya corriente y los olores que se queden sean menos fuertes.

5. Limpia cristales y ventanas

Con delicadeza, limpia todas las ventanas y su estructura, los espejos que tengas en casa, las lámparas y las pantallas de televisores u otros elementos acristalados. Si vas a limpiar las ventanas por fuera, hazlo con precaución y ayúdate de un trapo con palo alargador.

6. Limpia superficies, muebles y electrodomésticos

Cierra las ventanas para que no entre polvo y haz una limpieza en profundidad de los muebles y los electrodomésticos. Cuando termines con ello, limpia las encimeras, mesas y todo tipo de superficies que tengas.

7. Limpia los detalles y los rincones

Es el momento de centrarte en los detalles. Abrillanta los grifos, engrasa las bisagras de las puertas y los armarios, limpia los pomos y los embellecedores, quítale el polvo a todas las figuras y jarrones decorativos que tengas, limpia los marcos de los cuadros y las puertas y no dejes un recoveco sin revisar. Por ejemplo, es habitual olvidar las cornisas o la estructura de las sillas y las mesas, sitios que acumulan mucho polvo.

8. Limpia inodoros, bañeras y fregaderos

Una vez termines de utilizar productos químicos fuertes, limpia inodoros, bañeras y fregaderos con desinfectante para baños y anti-cal.

9. Limpia los suelos

Deja los suelos para el final. No olvides mover muebles para limpiar por debajo. Haz un primer barrido y pasa la fregona. Limpia las juntas para que los suelos luzcan todo lo posible. Cuando termines, vuelve a barrer y a fregar, esta vez a fondo y varias veces si el agua sale muy oscura.

10. Da el toque final

Por último, da el toque final con el plumero para quitar todo el polvo posible, deja que la casa se ventile unos minutos y aplica ambientador antes de cerrar la casa y marcharte. No olvides echar el desatascador en esa última tubería que dejaste para el final.

Limpiar la casa antes de que vengan las visitas

Ten en cuenta que esta será solo la primera limpieza de la casa que debes hacer. Para que los resultados de tu esfuerzo sean perfectos, no olvides pasar el plumero, barrer y fregar el suelo y aplicar ambientador antes de cada visita. Deja que la casa se ventile unos 5 minutos y lo tendrás todo listo. Por supuesto, no debes fumar ni cocinar en la vivienda ya que dejarán malos olores. Ahora que ya sabes cómo limpiar una casa a fondo antes de enseñarla, esperamos que encuentres un comprador pronto.

Si necesitas ayuda para ello, en Housell te asesoramos y apoyamos en todo el proceso gracias a nuestros expertos del sector. Ellos te guiarán para que todo salga perfecto. Llámanos al 900 622 160 y te atenderemos sin compromiso.

Artículos relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más informaciónpulsando aquí