Compraventa
30.10.2020
Descubre cómo son los préstamos para reformas del hogar y todo lo que debes tener en cuenta

La reforma es una opción habitual en el mercado de compraventa de viviendas. Una obra de estas características contribuye a elevar su valor de mercado y conseguir oportunidades más claras en el mercado. Otra opción muy habitual es adquirir una vivienda por un precio asequible y posteriormente, realizar una reforma para poner el hogar a nuestro gusto. En cualquiera de las dos opciones, es probable que necesites pedir un préstamo bancario. Si quieres saber más acerca de este tipo de opción, sigue leyendo nuestro blog y podrás conocer la última hora.

Las principales entidades financieras españolas (BBVA, Bankia, Santander, Sabadell, Kutxa Bank) ofrecen préstamos para reformas del hogar, aunque las condiciones varían en función de la reforma que se quiera solicitar. Lógicamente, no es lo mismo realizar una reforma de obra menor en el baño que acometer una obra de mayor amplitud que incluya modificaciones en los muros del inmueble.

Lo normal es que los bancos no dispongan de un préstamo específico para reformas del hogar y sí realicen este tipo de operaciones mediante el empleo de créditos personales, normalmente en modalidad de consumo.

 

¿Qué condiciones se exigen en los préstamos para reformas de viviendas?

 

A continuación, te explicamos cuáles son las condiciones de los préstamos para reformas del hogar:

      1. Su interés suele variar entre un cinco y un ocho por ciento, aunque variarán según la entidad financiera. En el caso de que sea un préstamo personal al consumo, la Tasa de Interés Nominal (TIN) puede variar entre el seis y el diez por ciento.
      2. Cantidad y porcentaje financiado: en este caso, el importe del crédito puede variar ostensiblemente en función de los objetivos de la obra, la situación del solicitante o la relación que tenga con la entidad bancaria. En general, los importantes pueden variar desde los 300 euros hasta los 75.000. En cuanto a la financiación, lo normal es que sea del 100 por cien, si bien algunas entidades ofrecen porcentajes algo inferiores a él.
      3. Vinculación con la entidad bancaria: en algunos casos, la entidad exige a sus deudores contratar algún tipo de producto adicional. Sin embargo, otros productos como el crédito hogar sí que requieren la contratación de dos seguros: uno de amortización del préstamo y otro relativo al hogar. A partir de aquí, la elección es tuya.
      4. Explica y detalla bien tu plan: expón qué es lo que quieres lograr con la reforma de tu vivienda, qué dificultades puedes experimentar, detalla muy bien tu presupuesto y un guión a seguir. Describe paso a paso tu plan para llegar a este objetivo. Es interesante que contemos con un presupuesto exhaustivo, reservar una parte de tus ahorros por si surgiera algún gasto imprevisto.
      5. Los plazos para devolver un préstamo para la reforma del hogar suelen abarcar desde los cinco hasta los ocho años. En algunas ocasiones, los bancos nos pueden ofrecer periodos de carencia. ¿En qué consisten? Son tratos entre el prestamista y el prestatario, mediante el que el cliente puede reducir su interés o incluso dejar de pagar temporalmente. El problema es evidente: los intereses y el tiempo total del préstamo se elevan, lo que incrementa tu dependencia de la entidad bancaria. Pan para hoy y hambre para mañana.
      6. En cuanto a las comisiones, las comisiones de apertura suelen suponer entre el 1 y el 1,5 por ciento. También se suelen aplicar comisiones de cancelación.

Una vez que ya conoces las características principales de los préstamos para reformas del hogar, puedes seguir informándote sobre otros elementos del mercado inmobiliario en Housell. ¡Entra en nuestro blog y no te pierdas nada!

Artículos relacionados
Esta página utiliza cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información pulsando aquí
Cookies Funcional

Cookies Analítica

Cookies Publicidad
Configurar cookies