Consejos
20.09.2021
La humedad en casa suele ser uno de nuestros principales quebraderos de cabeza en el hogar. ¿Quieres saber cómo combatirla?

En la actualidad, mantener nuestra casa seca debería ser una de nuestras principales prioridades. Un exceso de humedad en casa puede acarrear serios problemas para la salud, además de malestar e incomodidad en nuestro propio hogar. ¿Te preocupa, verdad? Pues tranquilo, porque en Housell te vamos a dar consejos para que puedas reducir la humedad de tu casa y tengas una buena calidad de vida.

 

Humedades en casa: ¿dónde suelen aparecer?

 

La humedad genera malos olores y decolora progresivamente nuestros muebles. Tenemos que estar atentos a determinadas señales que nos avisan de la presencia de humedad en nuestra casa:

  1. Atención a los espacios poco ventilados: suelen ser más húmedos y generar alergias o problemas respiratorios. Los garajes, los trasteros y los sótanos son los más propensos a la aparición de la humedad.
  2. La falta de luz en casa también favorece la aparición de humedad y lo que es peor, de hongos y ácaros que ponen en riesgo nuestra salud.
  3. Los lugares cerrados también suelen ser más húmedos y es muy posible que despidan malos olores con más frecuencia. Por ejemplo, el interior de un armario grande que nunca usas.
 

Consecuencias de tener humedad en casa

 

Tener humedad en casa puede dar lugar a dos tipos principales de peligros: los relacionados con nuestra salud y los relacionados con el mobiliario de nuestro hogar:

 

Riesgos para la salud

 

Una excesiva concentración de vapor de agua puede generar enfermedades diversas. Las personas con reacciones alérgicas o problemas respiratorios pueden correr riesgos importantes para su integridad física. También es conveniente tener precaución con los grupos sensibles, como niños o ancianos.

  1. Alergias: la humedad genera moho o manchas grises o negras. Esto puede generar alergias en las personas más sensibles. Para paliar este efecto, podemos utilizar un deshumidificador.
  2. Hongos, ácaros y bacterias: aprovechan las estancias menos expuestas a la luz solar y disparan el riesgo de infecciones respiratorias, como el asma, la tos seca, la bronquitis o la rinitis alérgica. En otros casos, pueden producir irritaciones en la garganta, los ojos, la nariz y la piel.
  3. Sensación de malestar general y olor fuerte: la humedad en casa también aumenta el riesgo de complicaciones sanitarias.
 

Riesgos estructurales

 

En algunos casos más graves, las humedades pueden poner en peligro la propia estabilidad de la vivienda y/o edificio que la compone:

  1. Pérdida de solidez de los muros de carga: estas estructuras pueden perder incluso la mitad de su capacidad, con lo que aumenta el riesgo de derrumbe. Los muros de carga son esenciales para un edificio. Si uno de ellos colapsa o tiene grietas, la estabilidad de todo el bloque de viviendas estará en peligro.
  2. Riesgo de derrumbe mayor en las superficies más expuestas: las cornisas y los balcones sufren todavía más este debilitamiento.
  3. Puede afectar a más pisos: en ocasiones, una humedad en el suelo de nuestra casa puede provocar una gotera en el techo de nuestro vecino de abajo. Si no se corrige a tiempo, el problema puede extenderse por todo el edificio.
  4. Posibles escapes de agua: ocurren más frecuentemente en el baño. Si no se remedian, pueden generar inundaciones.
 

¿Cómo combatir la humedad en casa?

 

Ahora que sabemos un poco más sobre las humedades, vamos con una pequeña lista de consejos para ayudarte a combatirlas en casa:

  1. Cierra las puertas de la cocina y el baño.
  2. Ventila tu hogar correctamente para reducir la humedad relativa del interior. Esto reducirá también el riesgo hacia nuestra salud.
  3. Procura que la luz solar llegue a todos los rincones del hogar.
  4. Invierte para mejorar el aislamiento de tus paredes y ventanas. En este último caso, es conveniente instalar un doble acristalamiento.
  5. Utiliza un deshumidificador por cada estancia afectada.
  6. Algunas plantas, como la hiedra inglesa, el lirio de la paz, la menta, la calathea o la palmera bambú; retienen la humedad.

Ahora que ya conoces los riesgos que tiene convivir con la humedad en nuestra casa y algunos consejos para combatirla, entra en Housell y encuentra más consejos para mantener tu hogar en perfecto estado de revista.

Background photo created by jannoon028 - www.freepik.com
 <  Anterior
Siguiente  > 
Artículos relacionados
Esta página utiliza cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información pulsando aquí
Cookies Funcional

Cookies Analítica

Cookies Publicidad
Configurar cookies