Consejos
12.08.2021
¿Tienes dudas sobre si decantarte por aerotermia o geotermia? Pues visita Housell y descubre las características de cada tipo y cuál te convendría elegir.

Una vez que tenemos nuestra casa, es importante elegir la forma de climatizar nuestra casa. Con el paso de los años, todos nos preocupamos más por contaminar menos y elegir energías renovables para nuestra casa. Y es que el hogar es un buen punto de partida para hacer de nuestro planeta un lugar mejor. A partir de aquí, tenemos dos opciones, la aerotermia o la geotermia. ¿Quieres saber en qué consisten para poder elegir mejor? Pues sigue leyendo nuestro blog.

La principal diferencia entre la geotermia y la aerotermia es la forma de extraer esa energía. La geotermia utiliza el subsuelo, mientras que la aerotermia se nutre del aire para lograr ese mismo objetivo.

 

¿Qué es la aerotermia y cómo funciona?

 

La aerotermia es el método más simple y aprovecha la energía generada por el aire para climatizar nuestra vivienda. Mediante una bomba de calor aerotérmica, el viento se transforma en calefacción, refrigeración o agua caliente. El sistema es muy eficiente y no requiere un gran consumo de energía. Además, puede captar hasta el 75% de la energía aérea.

El funcionamiento de la aerotermia es relativamente sencillo: se trata de un ciclo termodinámico cerrado, en el que se transfiere calor de forma continua entre dos focos. Cada foco está a diferente nivel térmico, así que su temperatura varía. El proceso entero se denomina ciclo frigorífico o refrigerante:

  1. Compresor: el aire comienza su recorrido; aumenta de presión y temperatura. Con ello, gana energía para moverse.
  2. Condensor: el aire pasa de estado gaseoso a líquido, quedándose parte de calor en el condensador.
  3. Dispositivo de expansión: la presión del aire se reduce.
  4. Evaporador: por último, el aire se evapora y absorbe calor del medio externo al evaporador. De esta forma, se completa la transferencia.

Lo habitual es que las instalaciones de aerotermia tengan un quinto componente, el inversor. Mediante este componente, podemos hacer que el ciclo ocurra en sentido contrario. Es decir, enfriar o calentar nuestra casa según queramos. ¿Muy cómodo, verdad?

 

¿Qué es la geotermia y cómo funciona?

 

La geotermia refrigera nuestra casa de una forma algo más compleja que la anterior. Mediante una perforación vertical en el subsuelo (10-15 metros), se coloca una bomba de calor geotérmica conectada a dos circuitos termodinámicos: uno con el terreno y otro con la vivienda. Existen diferentes posibilidades de extracción: pozos verticales, captaciones horizontales y captaciones en aguas freáticas.

El funcionamiento de las bombas de calor es similar al de la aerotermia, si bien existen varias consideraciones. El ser humano ya se ha aprovechado de la energía procedente de la tierra desde hace milenios, sea para cocinar o simplemente para hacer fuego. La clave para que la geotermia sea exitosa es que la temperatura interior de la tierra sea constante.

En España, esto se logra a partir de los 20 metros de profundidad. El aprovechamiento de la energía se sitúa en torno a un 80%.

 

Razones para elegir aerotermia o geotermia

 

Una vez sabes cómo funcionan ambas formas de extracción de energía, llega el momento de escoger geotermia o aerotermia para nuestro domicilio. Para ello, podremos ver diferentes situaciones:

  1. Si buscamos estabilidad, nuestro método es la geotermia. La energía de la tierra, a diferencia de la del aire, suele permanecer constante a lo largo del tiempo.
  2. Si queremos ahorrar dinero, la aerotermia será nuestra opción. Los costes para una vivienda unifamiliar suelen variar entre los 10.000 y los 20.000 euros. En el caso de la geotermia, el importe suele rondar los 30.000, dependiendo de la calidad del suelo.
  3. Si vivimos en un territorio con suelo complicado, definitivamente la geotermia no es nuestra opción. El tipo de roca o las dificultades de perforación podrían encarecer nuestro precio. La geotermia es eficaz, pero requiere una inversión inicial elevada.
  4. Si residimos en un área donde no sopla demasiado el viento, elegiremos la geotermia. Si no tenemos aire, lógicamente no podremos aprovecharla.

Ahora que ya sabes las razones para decantarse por geotermia o aerotermia y sus diferentes características, entra en el blog de Housell y podrás mantenerte al día de la actualidad del mercado inmobiliario.

Infographic vector created by brgfx - www.freepik.com
 <  Anterior
Siguiente  > 
Artículos relacionados
Esta página utiliza cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información pulsando aquí
Cookies Funcional

Cookies Analítica

Cookies Publicidad
Configurar cookies