05.12.2019
Housell
He llegado la época más festiva del año. Descubre con nosotros cómo decorar tu casa para que sea el rincón perfecto durante las fiestas.

Se acerca la Navidad y como cada año, se encienden las luces, las ciudades se llenan de decoraciones y nos toca disfrutar de la familia, de los amigos, de las tradiciones y de las comilonas con sobremesas infinitas.

Montar el árbol, decorar los exteriores de la casa e incluso el simple montaje de la mesa el día de Nochebuena, son algunas de las tareas pendientes que requieren amplias dosis de creatividad, sobre todo para aquellas personas que anden escasos en técnicas de decoración.

Si quieres ser un buen anfitrión, ¡tienes que cuidar los pequeños detalles! No te preocupes, porque en Housell te damos una serie de trucos e ideas para decorar tu casa en Navidad y hacer de tu casa el sitio perfecto para las fiestas. ¡Toma nota!

1. Endulza el paladar con la mesa perfecta

La mesa de Navidad es una de las cosas en la que debemos prestar una especial atención. Es el lugar donde se celebran los mejores momentos: el brindis navideño, la despedida del año y las charlas sobre las mejores anécdotas que ponen punto y final a un año (¡y una década!) cargado de vivencias.

¡Homenajea estos momentos! Apuesta por un centro de mesa grande y con personalidad, y acompáñalo de un camino a modo de mantel. El truco está en combinar colores oscuros y llamativos, para que la mesa vista de forma ostentosa. Céntrate en tonos verdes, rojos y azules, acompañados por toques dorados o plateados. ¡Pero ojo a no mezclar los últimos dos! Elige uno y hazlo brillar.

2. Un clásico: el árbol de Navidad

Elegir los adornos y colores para decorar el árbol de Navidad, no es tarea fácil. Entre tanta marabunta de brillos, luces y guirnaldas, el caos se apodera de los más inexpertos. Si eres de los que apuesta por los excesos, atrévete a poner un lazo extragrande con luces que se apagan y se encienden, ¡no pasará desapercibido!

O por el contrario, si prefieres algo más simple, apuesta por cintas finas combinadas con pequeñas bolas metálicas o piñas escarchadas.

3. No te olvides de los exteriores

La nieve probablemente nunca juega a nuestro favor en estas fechas. Aunque, siempre existen alternativas para vestir las terrazas y balcones con espíritu navideño para conseguir que capten la atención de los transeúntes por la calle y llenar el barrio de la magia tan típica de estas fechas.

Guirnaldas, jardineras con pascueros y figuras de Papá Noel son la mejor opción para decorar los exteriores. O incluso, si quieres un balcón luminoso apuesta por guirnaldas de luz o velas más tradicionales para crear formas originales.

Para la entrada, una corona en la puerta es simple pero muy bonita.

4. Usa un papel divertido para envolver los regalos

Todos lo sabemos, el momento de abrir los regalos es uno de los más esperados por toda la familia, tanto los grandes como los pequeños.

Usa un papel con motivos típicos navideños para envolver todos los regalos y úsalos para ocultar la base del árbol. ¡Hasta puedes usar adornos para dar un toque más especial!

5. Espera la llegada del 25 con una cuenta atrás

Si eres de los que empiezan la cuenta atrás para Navidad a principios de noviembre, que no se te olvide llenar tu casa de decoraciones que te ayuden a dar la bienvenida a las fiestas.

Una corona de adviento, situada en el centro de la mesa para decorar la cocina o el salón, puede ir marcando el paso del tiempo contigo. Simplemente enciende una vela cada domingo hasta Navidad.

Para los más pequeños, crea un calendario de adviento que, desde el 1 al 24 de diciembre, llene de sorpresas todas las mañanas.

6. Da rienda suelta a la creatividad de los más pequeños

En esta época tan especial, los pequeños de la casa son los mayores protagonistas. Saca la caja de lápices de colores y disfruta dejándoles crear imágenes y origamis originales para repartir a entre tus invitados o entre los familiares.

Aunque, todos sabemos que el momento más emocionante es montar el belén o el árbol. Hazles protagonistas creando un pequeño taller donde desarrollen su creatividad en guirnaldas o bolas de Navidad. Si quieres, también puedes adornar algunos rincones especiales de la casa con sus mejores creaciones, y guardarlas para los años que vienen.

7. Recibe a tus invitados con un regalo

Si quieres ser un buen anfitrión y dar una sorpresa inesperada a tus huéspedes, da la bienvenida a tus seres más queridos con un pequeño detalle. Por ejemplo, utiliza coronas y combínalas con pequeños paquetes de regalo, o elige una frase navideña y ponla en un marco.

Si eres más tradicional, apuesta por el clásico calcetín rojo de Papá Noel, el trineo de nieve o un bodegón que cuelgue a modo de racimo.

Con estas ideas, decorar tu casa en Navidad nunca ha sido tan fácil, pero recuerda, lo más importante es pasar estos días especiales con nuestros seres queridos. ¡Felices fiestas!

Artículos relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más informaciónpulsando aquí