Consejos
29.07.2021
Tener una correcta ventilación en casa es muy importante para nuestra salud y la de nuestro hogar. En Housell te aconsejamos cómo hacerlo de forma adecuada.

Llegan los meses más cálidos del verano y mantener nuestro hogar fresco resulta fundamental. Si queremos evitar olas de calor, olores desagradables o mejorar nuestra calidad de sueño, es fundamental tener una buena ventilación natural en nuestra casa. ¿No sabes cómo hacerlo? No te preocupes, porque en Housell te damos los mejores consejos para lograrlo y dar un paso más en tu calidad de vida.

Existen diferentes sistemas para ventilar nuestra casa, entre los cuales se pueden distinguir principalmente tres categorías:

  1. Ventilación natural: no requiere ningún tipo de instalación mecánica y lo único que tenemos que hacer es abrir las ventanas de la forma más eficaz posible.
  2. Ventilación cruzada: en este caso, se generan corrientes naturales de aire dentro de la vivienda. Una forma de lograrlo es colocar una ventana en un extremo de la fachada y otro en el extremo contrario.
  3. Ventilación forzada: en este caso, se extrae el aire por medio de elementos mecánicos como un extractor.
 

Beneficios de una buena ventilación en casa

 

Lógicamente, mantener una buena ventilación en nuestro hogar puede darnos mucha ventaja en nuestro día a día. Es aconsejable ventilar nuestra casa de forma diaria, incluso en invierno:

  1. El consumo energético se reduce y con ello, aumenta la eficiencia energética de la vivienda.
  2. Elimina la sensación de aspirar aire concentrado
  3. El aire se libera de partículas nocivas que puedan quedar suspendidas en el aire (humo del tabaco, pintura, suciedad…). Además, contribuye a eliminar las bacterias y ácaros que se acumulan en lugares complicados; como debajo de la cama, en las alfombras o detrás de los sofás.
  4. Permite que nos mantengamos en un correcto estado de salud. La calidad del aire está muy relacionada con el desarrollo de enfermedades respiratorias.

 

Consecuencias negativas de una mala ventilación

 

Si el aire de nuestra casa no se ventila frecuentemente , podemos sufrir varias consecuencias para nuestra salud:

  1. Malos olores y humedad: esto puede desencadenar alergias, modificaciones en el ciclo del sueño y otras consecuencias
  2. Irritaciones en la garganta, los ojos o la nariz: la falta de aire fresco provoca además otros efectos como náuseas, sequedad, fatiga mental, somnolencia y mareos.
  3. Enfermedades respiratorias a corto plazo: el asma es el riesgo más importante en este caso. Ocurre con más frecuencia en niños pequeños y ancianos.
  4. Hipoxia: la falta de oxígeno produce daños a largo plazo en la función de los órganos del cuerpo.
  5. Cuidado con el monóxido de carbono: aumenta el riesgo de enfermedades coronarias al afectar al transporte de oxígeno al corazón, los músculos y las zonas cerebrales. En casos extremos, produce la ‘muerte dulce’.
 

¿Cómo ventilar bien una casa?

 

Para ventilar bien una casa, podemos seguir varios consejos, bastante fáciles de aplicar:

  1. Ten costumbre de limpiar diariamente, incluso en épocas más frescas como el invierno.
  2. En verano, es conveniente bajar las persianas en las horas centrales del día, a fin de que el calor no entre en nuestra casa.
  3. Apaga las luces de tu vivienda: la iluminación focaliza mucho más el calor.
  4. Utiliza las plantas como aliadas para mantener el frescor en tu vivienda. Las plantas de hojas verdes son las más eficaces en este sentido (grafema, ficus, hiedra…)
  5. Actúa en las zonas más exteriores de la casa, como el balcón o la terraza. Notarás un efecto refrescante.
  6. Si todo esto no te funciona, utiliza ventiladores, preferiblemente de techo y con modo rotación hacia la izquierda en los meses de verano para ventilar tu casa.
 

Aspectos a evitar para conseguir aire limpio en tu casa

 

Además de las recomendaciones anteriores, hay otras acciones no recomendables:

  1. No descuides la ventilación en tu casa, incluso si te vas de vacaciones: un error frecuente es cerrar todas las puertas y ventanas a cal y canto, generando ese característico olor a cerrado. Si bajamos las persianas, haremos que el aire se renueve.
  2. Abrir las ventanas de noche en ciudades muy pobladas no es recomendable: la calidad del aire en esos lugares está lejos de ser óptima. Si resides en zonas más aisladas, esto no supondrá ningún problema
  3. Mantener las luces encendidas antes de dormir: las diversas fuentes de iluminación aumentan todavía más la sensación de bochorno y no te dejarán descansar bien.

Ahora que ya conoces algunos consejos para mantener el aire limpio, los beneficios de ventilar tu casa y las consecuencias que puede traer no hacerlo, entra en Housell y sigue más consejos del mercado inmobiliario.

Frame photo created by diana.grytsku - www.freepik.com
 <  Anterior
Siguiente  > 
Artículos relacionados
Esta página utiliza cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información pulsando aquí
Cookies Funcional

Cookies Analítica

Cookies Publicidad
Configurar cookies