26.10.2018
Housell
Descubre estos consejos para invertir en vivienda y en la compraventa de casas, a modo de rentabilizar tu inversión al máximo.

5 consejos para invertir en vivienda

Cuando nos decidimos a invertir en vivienda la primera pregunta que nos viene a la cabeza es cómo podemos comprobar que la inversión que estamos tomando es correcta.Pues bien, para comprar un inmueble como inversión es aconsejable analizar:
  1. Cuánto nos costará y cómo podremos rentabilizar la operación.
  2. Cuál es la mejor hipoteca.
  3. Qué gastos conllevarán las facturas.
  4. Qué oportunidades tiene el inmueble de revalorización.
  5. Cómo es el vecindario.
En definitiva, para invertir en vivienda debemos “hacer bien las cuentas para que no suponga un gasto extra a nuestro bolsillo y examinar las oportunidades e inconvenientes. 

inversion

1. Cómo rentabilizar una casa al invertir en vivienda

A la hora de decantarnos por una vivienda debemos tener en cuenta las siguientes variables si queremos rentabilizar una casa:
  • La variable inicial es el precio. Es evidente que la mejor opción siempre será la más barata, siempre que cumpla los requisitos que buscamos. No obstante, a veces es conveniente invertir en casas más caras si tienen mejores posibilidades de mercado.
  • En base a ello, es imprescindible tener en cuenta la revalorización. La mayoría de inmuebles tienden a revalorizarse con el tiempo. Factores como la evolución natural de las ciudades, su expansión y la antigüedad pueden aumentar el precio de una casa. También podemos realizar un lavado de la cara o una reforma.
En Housell contamos con una herramienta que permite valorar el precio de los inmuebles de una zona. Esto es muy útil de cara a comparar precios y saber si estás invirtiendo bien tu dinero.

Valora tu vivienda gratis y sin compromiso

Una vez sepamos qué precio queremos pagar y las posibilidades de revalorizarla, debemos plantearnos cómo vamos a rentabilizar la casa. Para ello tenemos varias opciones:
  • Alquilar.
  • Vender.
  • Montar un negocio.
 

Comprar para alquilar una casa

Si nuestro objetivo es invertir en vivienda para ganar dinero a través del alquiler, podemos:
  • Comprar para alquilar una casa completa: Es la mejor opción en extrarradios y urbanizaciones. También es una alternativa muy lucrativa en destinos vacacionales, aunque en este caso el alquiler será estacional.
  • Comprar para alquilar una casa por habitaciones: Esta alternativa es, con diferencia, la mejor en grandes ciudades como Madrid o Barcelona, sobre todo si la localización es céntrica. También es muy rentable cerca de universidades o en ciudades con mucha afluencia de trabajadores temporales.
  • Comprar para alquiler de poca duración: Ya sea por habitaciones o por vivienda completa, se trata de una alternativa perfecta para zonas turísticas y centros de ciudad. El objetivo es alquilar la casa por días a través de plataformas como Airbnb. Requiere prestar más atención al domicilio y es posible que esta opción varíe de aquí a unos años, aunque de momento es una forma de invertir en vivienda muy rentable.
 

Comprar para vender una casa

En este caso, invertir en vivienda con el objetivo de vender nos ofrece las siguientes posibilidades:
  • Comprar para vender una casa tras reformarla: Es la opción más común, comprar barato, reformar y vender. Esta opción es factible en casi cualquier entorno y para cualquier público.
  • Comprar para vender una casa cuando se revalorice: Esta alternativa ganó popularidad durante la crisis económica cuando se desplomó el precio de la vivienda. Para ello es necesario conocer bien el mercado y estar atentos a las fluctuaciones en los precios. También es una muy buena alternativa en zonas en auge o en las expansiones de las ciudades. Eso sí, requiere más tiempo y paciencia que cualquier otra opción.
 

Comprar una casa para abrir un negocio

Por último, aunque es menos habitual, se puede invertir en vivienda para abrir un negocio en la casa. Por ejemplo, comprando en zonas montañosas donde el precio suele ser muy barato, para montar una casa rural.

2. Hipotecarse para invertir en vivienda

Poder comprar una casa sin hipoteca es inusual. Por tanto, antes de involucrarnos en el negocio inmobiliario e invertir en la compraventa de casas, es importante saber cuáles son los gastos mensuales que podemos pagar.El objetivo es hacer una proyección de los ingresos tanto a corto como a medio plazo. Si quieres evitar riesgos innecesarios, no contrates una hipoteca de más del 40% de tu nómina.

3.Gastos de comprar una casa para invertir

Hay que revisar minuciosamente los gastos que conlleva invertir en vivienda:
  • Gastos de comunidad.
  • Impuestos de la compra del piso.
  • IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles) que grava la posesión en función del valor catastral y de la localidad.
  • Facturas mensuales de agua, luz, etc.
Además, si posteriormente queremos vender, también tendremos que tener en cuenta todos los gastos que conlleva.

4. Cómo aumentar el precio de venta de una casa para invertir en vivienda

Como hemos comentado, invertir en la compraventa de casas incrementando su precio es una buena opción. Para ello podemos:
  • Esperar a que aumente el precio de mercado: Ya sea por el momento económico o porque una zona se expande.
  • Realizar una reforma express: Mediante técnicas como el home staging, que permiten dar una nueva apariencia al hogar.
  • Hacer una reforma parcial o integral: No solo de la apariencia del inmueble, también de sus prestaciones. Para ello habrá que analizar los puntos fuertes y débiles de la vivienda, como el aislamiento y la estructura interna, pues son esenciales a la hora de ajustar el precio final.
En cuanto al precio de mercado, es bastante imprevisible. No obstante, el home staging puede aumentar el precio hasta un 20%.

5. Precauciones al invertir en vivienda

Es esencial tomar algunas precauciones al invertir en el negocio inmobiliario:
  • Visitar el vecindario: Para saber lo que significa vivir en esa comunidad y ver si es un inmueble que se ajusta o no a las necesidades de los compradores que queremos. Tendremos que analizar prestaciones como el transporte, los colegios, el comercio o las zonas verdes. Además, la importancia de los alrededores es fundamental para mantener al alza la inversión y ver si se adapta a los objetivos marcados.
  • Conocer la zona: Incluso zonas que cumplen todos los requisitos pueden tener grandes defectos. Por ejemplo, unos vecinos problemáticos o alguna calle cercana conflictiva.
  • Vicios ocultos: Este es uno de los mayores contratiempos que surgen al invertir en vivienda. Podemos encontrarnos con problemas estructurales que no se ven a primera vista, vecinos complicados, derramas inesperadas, etc. Para ello se recomienda:
    • Visitar las casas en las que estamos más interesados con un arquitecto (es mucho más barato de lo que parece).
    • También es importante visitar la vivienda en diferentes momentos del día (fines de semana, mediodía, noche, etc.). Además, si es posible, es mejor hablar con varios vecinos para que nos pongan al día de la convivencia, posibles derramas, etc.
    • Debemos exigir al vendedor la ITE (Inspección Técnica de Edificios). Eso sí, si la ITE solicitada resulta negativa, puede acarrear futuras derramas para mantener el edifico en buen estado.
    • Finalmente, en el peor de los casos podremos reclamar por vicios ocultos al vendedor si tras la compra averiguamos problemas en la vivienda.
Si ya tienes claro que quieres invertir para comprar, llámanos al 900 622 162 y te ayudaremos a encontrar una casa que se ajuste a tus prioridades y objetivos. ¡Sin compromiso!
 
Housell
Te ayudamos en la venta
Artículos relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más informaciónpulsando aquí