09.07.2019
Te contamos qué es la cédula de habitabilidad, sus requisitos, precio y otra información de interés.

La cédula de habitabilidad es un documento que acredita que la vivienda reúne las condiciones mínimas de salubridad, higiene y solidez. Administrada por las comunidades autónomas, su período de vigencia es de 15 años. A la hora de realizar gestiones relacionadas con la vivienda, habrás oído hablar en muchas ocasiones de este término. ¿Tienes dudas? No te preocupes, en Housell vamos a intentar quitártelas de forma fácil y sencilla.

La cédula de habitabilidad es requerida cada vez que quieras alquilar o comprar una vivienda, o cuando vayas a instalar suministro eléctrico o de agua potable. También pueden pedírtela a la hora de hacer una rehabilitación integral o en caso de hipotecar la propiedad. En la actualidad, es necesaria en algunas comunidades, mientras que otras emplean otros métodos que te explicaremos posteriormente.

Elementos que incluye la cédula de habitabilidad

El documento refleja los equipamientos mínimos que debería tener la vivienda (inodoros, agua corriente, cocina). El nivel de exigencia no es demasiado elevado, así que no deberías tener problema para conseguirlo. En caso contrario, te aconsejamos que no residas en ese inmueble, por tu propia seguridad.

Se incluirán los siguientes valores, que también explicamos en el artículo "Qué es la cédula de habitabilidad y para que sirve?":

  • Tipo de vivienda: unifamiliar o plurifamiliar.
  • Datos sobre la ubicación: localidad, código postal, dirección completa y referencia catastral.
  • Superficie útil: espacio destinado al uso de la vivienda y que no es parte de la estructura de la casa.
  • Estancias y espacios de la vivienda: señalados con letras, el comedor (M), las habitaciones (H), la cocina (C), los baños con ducha (CH) y otros espacios como el recibidor o un trastero (AP).
  • Ocupación máxima: 1 persona por habitación (5 m2), 2 personas (8 m2), 3 personas (12 m2), o 2 personas en casas sin habitaciones.
  • Nombre del técnico solicitante.
  • Decreto: que regula las condiciones mínimas de habitabilidad.
  • Periodo de validez del documento.
  • Oficina de registro y validación.

Requisitos mínimos de la cédula de habitabilidad requeridos a nivel nacional

  • Superficie útil mínima (36 m2).
  • Al menos un comedor o sala de estar, una cámara higiénica y cocina.
  • Altura mínima de 2,5 metros, excepto en los baños y en la cocina, donde se rebaja a 2,2 metros.
  • Los diferentes departamentos de la casa se pueden compartimentar de la manera en que se desee. Sin embargo, la cocina y los baños deben tener una puerta de separación con el resto de la vivienda y no pueden servir de paso a otros lugares de la casa.
  • Medidas mínimas:
    • Dormitorio: 1,8 x 1,8 metros, o un mínimo de 6 metros cuadrados. Para habitaciones dobles, 2,4 x 2,22 metros y al menos 8 metros cuadrados de superficie.
    • Sala de estar: espacio para poder colocar al menos un sofá y un mueble para la televisión.
  • La vivienda debe contar con agua fría y caliente, así como evacuación de agua y electricidad, todo ello para asegurar la seguridad de quien la habite.
  • La cocina debe tener como mínimo un fregadero, una encimera, un aparato de cocción y un sistema de extracción mecánica de humos.
  • Los baños deben tener un lavamanos, un inodoro, un bidet y una ducha o una bañera.
  • Las viviendas también deben contar con una instalación que permita lavar la ropa, además de un sistema que permita interactuar desde el acceso al edificio de la vivienda.

¿Es necesaria la cédula de habitabilidad en todo el territorio nacional?

La legislación no contempla su obligatoriedad para todas las comunidades autónomas. En algunas de ellas, se ha sustituido por la licencia de primera ocupación (trámite obligatorio en todos los ayuntamientos de España):

  • En Cataluña, Murcia, Navarra, Cantabria, Asturias, Canarias y La Rioja deberás pedir su renovación.
  • Sin embargo, en Madrid, Castilla - La Mancha, Andalucía, Castilla y León, País Vasco, Aragón y Galicia ésta se ha sustituido por la licencia de primera ocupación. No es necesaria su renovación, salvo casos de reforma integral.
  • Si tu vivienda se encuentra en Baleares o Comunidad Valenciana, deberás solicitar la licencia de segunda ocupación (la renovación de la primera).
  • En Extremadura ya no se utiliza la cédula de habitabilidad, pero la licencia de ocupación debe renovarse cada diez años.

Precio de la cédula de habitabilidad

Esta operación normalmente no requerirá demasiado dinero. El importe varía entre comunidades autónomas: su precio se sitúa entre los 15€ y los 55€, dependiendo del territorio y de la antigüedad de la vivienda (nueva construcción, de segunda mano o con antigüedad elevada).

Aquí os explicamos un par de casos prácticos:

  • La Rioja:
    - Vivienda de nueva construcción: 15,27€.
    - Vivienda de segunda mano: 8,74€ (renovación, en viviendas con una antigüedad inferior a 30 años).
    - Vivienda con visita de inspección: 19,83€ (renovación, viviendas con una antigüedad superior a 30 años).
  • Ayuntamiento de Barcelona:
    - Cédula de habitabilidad de primera ocupación: 42,60€ si se va a registrar una sola vivienda, 26,25€ para registrar de 2 a 5 viviendas (precio por cada vivienda) y 19,65€ para registrar más de 5 viviendas (precio por cada vivienda).
    - Cédula de habitabilidad de segunda ocupación: 19,65€.

En Housell te lo ponemos fácil: te asesoramos personalmente para que la venta de tu casa sea lo más sencilla posible. Además, te ahorrarás miles de euros en comisiones de agencia inmobiliaria. Llámanos al  900 622 162 para informarte y resolveremos todas tus dudas.

Artículos relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más informaciónpulsando aquí