02.08.2017
Housell
El desarrollo de las inmobiliarias low cost está suponiendo el nacimiento de un nuevo modelo de negocio que utiliza la tecnología como principal herramienta, sumado al expertise de las personas. Este nuevo modelo perteneciente al sector del proptech (propiedad- tecnología) y supone una seria competencia para el mercado inmobiliario tradicional, ya que augura el final de los intermediarios en los procesos de compra-venta. Así como de las comisiones y los contratos de exclusividad.

Housell somos una de las compañías que convive en el mapa nacional del proptech junto a otras 58 empresas; según el esquema diseñado por la consultora inmobiliaria Aguirre Newman. Somos un nuevo concepto de inmobiliaria “puntocom” y hemos nacido con el objetivo de ofrecer una forma nueva de vender un inmueble, por un precio fijo, eliminando las altas comisiones que cobran las inmobiliarias tradicionales.

Las comisiones VS un precio fijo

Esta cifra oscila entre un 5% y un 10% del valor de venta de la casa. Por ejemplo, si se vende una casa en 200.500€, y la agencia cobra el 5% de comisión, se tendrá que pagar 8.530€ tras la venta. En cambio, vendiendo con Housell, la “low cost” con los precios más bajos, se pagaría como máximo 1.495€.

¿Y qué servicios ofrecemos las "low cost"? Como ejemplo, en Housell, por esos 1.495€ ofrecemos:
  • Valoración actualizada de la vivienda
  • 6 meses de difusión en los principales portales inmobiliarios online (más de 60)
  • Soporte telefónico 12/7
  • Soporte legal
  • Documentación y contratos
  • Acceso a la plataforma (chat con los compradores, calendario de visitas, etc.)
  • Descripción detallada del inmueble y la zona
  • Plan de venta personalizado
  • Fotografías y plano profesional
  • CEE
  • Cédula de Habitabilidad
  • etc.

Las comisiones

En cambio, en una inmobiliaria tradicional, la cifra estimada de la comisión “a pagar” varía en relación a las características de la vivienda. En este sentido, los factores que influyen en el porcentaje de la comisión, según varios expertos del sector, pueden ser:
  1. La ubicación de la vivienda; si la casa está situada en la costa las comisiones pueden elevarse hasta el 5 ó 6%.
  2. La tipología de la casa; cuanto más cara es la vivienda más baja será su comisión.
  3. Los honorarios realizados por los profesionales.
  4. Las primas; que suelen ser superiores por una casa de segunda mano.
Guillermo Llibre, nuestro CEO, explica que “con Housell pagarás como máximo una tarifa de 1.495€. Lo que supone un ahorro de más de 7.000€ (de media) independientemente del tipo de vivienda o de la ubicación de la misma. El apoyo de la tecnología y la eliminación de los intermediarios en el proceso de compra-venta hace que muchos usuarios tengan acceso a una alternativa “digital” pudiendo vender su casa ahorrando mucho dinero”.

Housell
 
Artículos relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más informaciónpulsando aquí